El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no existe ningún problema con Javier May, titular de Fonatur y encargado de la construcción del Tren Maya, esto luego de que el lunes pasado se le negara el acceso a Palacio Nacional.

El pasado lunes, el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) asistió a Palacio Nacional, pero le fue negada la entrada al recinto y se retiró visiblemente molesto. 

“No existe ningún problema con Javier May, al contrario, es un servidor público de primer orden, es alguien quien le tengo toda la confianza, es un caso como Aarón Mastache”, subdirector general de Infraestructura Hidroagrícola de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), encargo del proyecto de agua para el Pueblo Yaqui.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario federal dijo que son importantes los cargos, pero también los encargos y las tareas asignadas para los servidores públicos. 

“Javier May era secretario de Bienestar, debía manejar cómo 300 mil millones de pesos al año, es la (Secretaría) que coordina el apoyo a los adultos mayores, 12 millones de adultos mayores que reciben mención bimestral de tres mil 850 (pesos, administra los fondos de más de un millón de niños con discapacidad, cerca de 30 mil millones de pesos del programa Sembrando Vida y le pedí que se hiciera cargo del Tren Maya.

“Lo pensó medio día y me dijo sí, si se trata de jerarquías administrativas es un cargo menor, pero terminar el Tren Maya es una gran obra por los benéficos, con todos los opositores en contra, intereses de todo tipo, es todo un desafío”, aseguró.

Asimismo, reiteró su confianza en que Javier May cumplirá para que finales del 2023 se inaugure el Tren Maya. 

El presidente adelantó que con el Tren Maya también busca restablecer el sistema de trenes de pasajeros de Mexico.

Se trata, explicó, de rehabilitar y construir dos mil 600 kilómetros de vías férreas.

Por EL UNIVERSAL