Farid García Lamont, Profesor de Tiempo Completo del Centro Universitario Texcoco de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), realiza los trámites, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), para patentar algoritmos que permiten segmentar imágenes por características de color y, por ejemplo, contar células blancas en la sangre.

El académico de la carrera de Ingeniería en Computación en este espacio universitario puntualizó que la segmentación de imágenes es una etapa importante para el reconocimiento de objetos y que en los últimos años se han propuesto muchos métodos para imágenes en color y en escala de grises.

Esta información, abundó, es importante, por ejemplo, para los médicos, con la finalidad de determinar, por un lado, si hay una infección en un paciente y en caso de haberla, precisar qué tan avanzada está.

“Es un trabajo de investigación que hace intersección con la parte de computación aplicada a la medicina y surge de la necesidad de automatizar los procesos de conteo de células, que normalmente se hacen manualmente. A un especialista se le pasa la muestra de sangre y a través de un microscopio va contando de forma manual, pero este proceso puede ser lento y para el caso de un paciente es importante tener la información lo antes posible, sobre todo si la enfermedad que tiene avanza rápidamente”, dijo.

Un sistema automatizado, explicó, permitiría realizar el conteo de forma más rápida y con mayor precisión a partir de la información del color, es decir, en una imagen de la sangre normalmente las células blancas no se ven, entonces hay que aplicarles un químico para hacerlas visibles, ya que toman un tono muy característico.

“Lo que hacemos es seleccionar precisamente aquellos pixeles que tienen un contraste muy alto con respecto al resto de los colores que hay dentro de la sangre. De esa forma se pueden segmentar las células y después contarlas”, detalló.

Precisó que lo que se patentará es el algoritmo que se desarrolló con base en la información del color que tienen las células y que permite separarlas del resto de las imágenes que pueden encontrarse en la sangre.

“Ya tenemos cierto éxito con la segmentación de las células. Ahora estamos tratando de reconocer enfermedades como la leucemia y clasificarlas, ya que cada una de ellas registra células con diferentes formas”, dijo.

Farid García Lamont indicó que en la actualidad continúa el trabajo de investigación, ya que el problema es muy complejo. “Iniciamos los trámites del proceso de patente. Ya hubo un acercamiento con el IMPI y nos hicieron algunas observaciones, pero esperamos iniciar el registro a la brevedad”.