Miles de migrantes, muchos de Venezuela, partieron desde el sur de México este lunes temprano con el objetivo de llegar a Estados Unidos, en un viaje que coincide con la Cumbre de las Américas en Los Ángeles.

Los activistas dijeron que el grupo podría ser una de las caravanas de migrantes más grandes de la región en los últimos años.

Al menos 6 mil migrantes abandonaron la ciudad fronteriza de Tapachula, aunque el Instituto Nacional de Migración no proporcionó cuántos migrantes integrarían la caravana.

El organizador de la caravana, Luis García Villagran, señaló que el grupo representaba a varias nacionalidades que huyen de las dificultades en sus países de origen, incluidos muchos de Venezuela.

Estos son países que se derrumban por la pobreza y la violencia. Instamos encarecidamente a los que asistan a la cumbre a ver lo que está sucediendo y lo que podría suceder aún más a menudo en México, si no se hace algo pronto.

Migrantes buscan llamar atención de la Cumbre de las Américas

Se espera que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anuncie un pacto regional sobre migración durante esta semana.

Los migrantes, incluidos muchos niños, comenzaron su viaje temprano bajo la lluvia y se dispersaron por la carretera, algunos con ponchos de plástico y paraguas.

Grandes caravanas que se dirigían a Estados Unidos también atravesaron México en 2018 y 2019, en su mayoría compuestas por centroamericanos, seguidas de grupos más pequeños en los últimos años. Un número récord de migrantes el año pasado intentó cruzar ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México.

El migrante colombiano Robinson Reyes, de 35 años, dijo a la agencia Reuters que esperaba que el grupo atrajera la atención de los líderes en la cumbre.

«Queremos un futuro para nuestros hijos, queremos cruzar México sin ningún problema. Si Dios quiere, pueden hablar y resolver esto».

Fuente: adn40