El alcalde de Cuernavaca, Morelos, José Luis Urióstegui, culpó a “una imprudencia de quien empezó a saltar” por el colapso del puente colgante del Paseo Ribereño en el Calvario, que “no resistió el peso y nos caímos cerca de 20 personas”.

Y ante la pregunta, de un reportero, de quién es la persona que brincaba, el funcionario estatal respondió que “no vi, fueron muchas personas que estaban brincando; es una imprudencia y desafortunadamente el número de personas que estábamos sobre el puente éramos más de las que deberíamos estar”.

En entrevista con varios medios, José Luis Urióstegui informó que algunas personas tienen lesiones como “fracturas, otros golpes, pero afortunadamente, hasta este momento, no hay ningún lesionado en estado de gravedad”.

Al respecto, Enrique Clemente Gallardo, coordinador de Protección Civil de Morelos, ha indicado que la causa del incidente fue el colapso del puente después de que no resistieron los tirantes.

“No sabemos si fue sobrepasado el peso o finalmente fue una deficiencia en la parte de construcción estructural o si definitivamente no había sido suficientemente restaurado, tiene que hacerse una investigación”, detalló

En un comunicado, el Municipio de Cuernavaca añadió que las personas que resultaron lesionadas en diferente grado fueron trasladadas a centros hospitalarios de la ciudad de manera inmediata para su revisión y diagnóstico.

Entre las personas lesionadas se encuentran: los regidores Patricia Torres Rosales, Wendi Salinas Ruiz, Mirna Mireya Delgado Romero y Fernando Carrillo Alvarado, así como la presidenta del Sistema DIF Cuernavaca, Luz María Zagal Guzmán, Adriana Belmontes, colaboradora de la Secretaría de Desarrollo Humano y Participación Social, y Valeria Díaz, trabajadora de un medio de comunicación local, quienes recibieron el apoyo de paramédicos, utilizando camillas para ser llevados a hospitales.

En el lugar de los hechos fueron atendidos el regidor Víctor Hugo Manzo Godínez; secretario del Ayuntamiento, Carlos de la Rosa Segura; la síndica municipal, Verónica Atenco Pérez; el secretario particular de la presidencia, Demetrio Chavira; el secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos, Pablo Aguilar Ochoa; el secretario de Desarrollo Económico y Turismo, Humberto Paladino Valdovinos y otras personas, entre asistentes de los funcionarios e invitados, que no presentaron lesiones mayores.

El presidente municipal registró lesiones leves y está fuera de peligro, acompañando a su esposa Luz María Zagal Guzmán en un centro hospitalario de la ciudad y en permanente comunicación con sus colaboradores para conocer el estado de salud de cada uno de los afectados.

La Fiscalía señaló que con el propósito de esclarecer los lamentables sucesos en los que se vieron afectadas varias personas, abrió la carpeta de investigación FECC/255/2022.

«La investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público y a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción y mando de aquél en el ejercicio de esta función.

“El ejercicio de la acción penal ante los tribunales corresponde al Ministerio Público. La ley determinará los casos en que los particulares podrán ejercer la acción penal ante la autoridad judicial…”, detalló la dependencia del estado.

Fuente: 24 horas