Este 08 de junio se tiene contemplado que se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso para el ex gobernador priista César Duarte en el estado de Chihuahua. Fue a través de la Fiscalía General del Estado que se informó que Duarte estaba imputado por los delitos de peculado y asociación delictuosa con penalidad agravada.

Por lo anterior, un juez de Control impuso como medida cautelar la prisión preventiva, además de resolver que sería este 8 de junio el día en que se efectuará la audiencia de vinculación a proceso para el ex gobernador priista.

Ante ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que en caso de ser necesario, enviaría una solicitud para la revisión sobre la extradición del ex priista, quién actualmente se encuentra detenido en Estados Unidos.

A la par aseguró que en un principio, se elaboró mal la solicitud de extradición, por lo que ya había mandado una solicitud de revisión previamente.

“Al principio se elaboró mal (la solicitud de extradición). No se había fundado adecuadamente, se tuvo que rehacer, intervinó la Secretaría de Relaciones Exteriores, o sea, se demostró que había interés en que se hicieran mal las cosas para beneficiar al señor Duarte. Por eso voy de nuevo a perder una revisión y si hay este propósito de favorecerlo y es ilegal, pues aquí mismo lo vamos a dar a conocer, atajó durante su conferencia matutina de este 08 de junio.

Además, el mandatario declaró que, según la información que él poseía, Duarte podría ser juzgado por todos los presuntos delitos de los que se le acusa.

“De todas maneras voy a hacer una revisión para que no vaya a omitirse el que existen posibles delitos y que la extradición sólo conduzca a uno o a dos y que estando aquí pueda obtener su libertad (…) no vamos a ser alcahuetes”. aseveró.

A la par expresó su confianza en las autoridades chihuahuenses, puesto que serán las encargadas de llevar el proceso legal, con ello, rechazó la posibilidad de que el gobierno federal atrajera el caso: “Tiene que ser la instancia que corresponde y tener confianza en que van a hacer bien las cosas las autoridades locales”.

A la par se expresó que ante la posibilidad de que el acusado busque evadir la justicia, se impuso una medida cautelar de prisión preventiva. Es por ello que el fiscal Roberto Fierro, rechazó que la salud del ex gobernador de Chihuahua se viera afectada por permanecer en el Centro Federal de Readaptación Social número 1, ubicado en el municipio Aquiles Serdán, lugar en donde se tiene contemplado que permanezca tras su arribo de Estados Unidos.

Cabe señalar que Duarte Jáquez, ha sido sñalado por peculado agravado por un monto de más de 96 millones de pesos, estos presuentos delitos habrían tenido lugar en su periodo como gobernador, lo cual fue entre 2010 y 2016.

Actualmente están vigentes 17 órdenes de aprehensión por casos de corrupción, así como una orden de aprehensión a nivel federal obtenida por la Fiscalia Especializada en Delitos Electorales.

Además, Duarte también ha sido denunciado e investigado por la “Operación Zafiro”. la cual presuntamente consiste en un mecanismo de triangulación de recursos federales con el fin de financiar campañas electorales del partido del cual era miembro en ese entonces y con lo cuál se habrían beneficiado varias campañas estatales.

Fuente: Infobae