En su segundo día de recorridos por las zonas siniestradas tras el paso del huracán Agatha, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, informó que los daños en planteles escolares se atenderán con base en un semáforo de afectaciones, y de acuerdo con los reportes diarios de las autoridades educativas y de protección civil de los tres órdenes de gobierno, para garantizar la atención de las comunidades que registran más percances.

Explicó que, por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, se mantendrán los recorridos y brigadas de diagnóstico de las dependencias federales para establecer mesas de trabajo y coordinar los trabajos de rehabilitación, reconstrucción y, en su caso, reubicación de los planteles educativos.

La titular de Educación indicó que, además de los daños en más de 40 escuelas que registra el primer reporte, se tiene conocimiento de que no se han atendido afectaciones en planteles escolares derivadas de los sismos de 2017, en varias zonas de Pochutla, Santa María Tonameca, Puerto Ángel y Santa María Huatulco.

Informó que, desde el pasado lunes, se realizan reuniones de coordinación entre los tres órdenes de gobierno en las instalaciones del 98 Batallón de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para la actualización de reportes diarios; precisar el número de planteles afectados, e iniciar gestiones presupuestales ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Este miércoles, la titular de la SEP visitó la Primaria Rural Federal “Ignacio M. Altamirano”, en la comunidad de Puente de Coyula, en Santa María Huatulco, que tras el desbordamiento del río Coyula y el arroyo Todos los Santos, quedó bajo el agua ocasionando la pérdida de mobiliario y equipo de cómputo; daños en aulas, comedor e instalación eléctrica; fractura de barda perimetral y deslaves en asentamientos.

Madres y padres de familia, representantes comunales y docentes, informaron a la secretaria de Educación Pública que personal del Ejército Mexicano ayudó a las labores de limpieza, ya que la inundación provocó el colapso de fosas sépticas y múltiples focos de infección que ponen en riesgo la salud de la comunidad. En la escuela se atiende a 90 niñas y niños con apoyo de cinco maestros frente a grupo.

En esa comunidad, Delfina Gómez visitó el Jardín de Niños “Eduardo Mata”, donde platicó con madres y padres de familia, vecinos, así como la maestra y directora del plantel para conocer los daños causados en el inmueble.

En el lugar, la secretaria de Educación constató la pérdida de mobiliario; daños en juguetes y materiales didácticos; colapso de sanitarios y drenaje; ruptura de cancelería en aulas; caída de láminas y techumbre del patio escolar, así como deslaves en la barda perimetral del plantel. El jardín de niños atiende a 27 estudiantes.