FRANCISCO RODRÍGUEZ

La frase de la vocera de la Casa Blanca, Karine Jean Pierre, lo dice todo: “el Presidente Joe Biden entiende la posición del Presidente de México.”

Y Biden la entiende porque le favorece.

Porque eso que la mayoría de los llamados analistas ven como un enfrentamiento entre Palacio Nacional y la Casa Blanca es, en realidad, un entendimiento.

AMLO le está haciendo la tarea a su homólogo estadounidense, resultado de la “cándida conversación” –otra vez, palabras de Karine Jean Pierre– que durante un mes mantuvieron los mandatarios de las dos naciones vecinas.

La primera voz fue la del gobierno estadounidense que dijo no estar dispuesto a invitar a la Cumbre de las Américas –desarrollándose ahora mismo en Los Ángeles, California– a quienes llamó dictadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Pero durante todo ese mes al que se refiere la vocera estadounidense fue Andrés Manuel López Obrador quien casi cotidianamente repetía y repetía que él no asistiría a la reunión si Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro Daniel Ortega no recibían también las respectivas invitaciones para el evento.

Y fue hasta el último momento que efectivamente ni en La Habana, ni en Caracas, ni en Managua recibieron la dichosa invitación de Washington donde durante todo ese tiempo estuvieron “tolerando” las cacayacas “mañaneras” desde la tarima del salón Tesorería de nuestro Palacio Nacional.

Pero no sólo esas. También las de ciertos distinguidos militantes del Partido Republicano, como el cubano-estadounidense Marco Rubio, en defensa de los intereses de las decenas de miles de refugiados isleños en Florida.

No hay enemistad

López Obrador y su esposa estarán en la capital de los Estados Unidos el próximo mes a invitación expresa del matrimonio Biden.

Para agradecerle.

Porque fue el mexicano quien se echó encima la bronca con los republicanos estadounidenses y libró al cada vez más debilitado Presidente estadounidense de un enfrentamiento con los más radicales seguidores de Donald Trump.

Porque ¿se imagina usted cuál habría sido la reacción de los adversarios de los demócratas si los llamados “dictadores” hubiesen asistido a la Cumbre?

Ahora mismo Biden no se la estaría acabando.

Ni se la acabaría de aquí a las elecciones intermedias del próximo noviembre.

López Obrador, pues, le hizo el gran favor al mandatario estadounidense.

Que no le digan. Que no le cuenten.

No hay enemistad.

Ni habrá consecuencias negativas para nuestro maltrecho país.

Al menos de aquí a noviembre.

Indicios

Ayer mismo, el senador Rubio enderezó otro golpe a AMLO que originalmente habría sido dirigido al Ejecutivo de EU: Celebró el cubano-estadounidense que el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, no vaya a la Cumbre de las Américas, acusándolo de entregar partes del territorio a las organizaciones del tráfico de drogas * * * Los presidentes de Honduras y Bolivia esgrimieron el mismo argumento utilizado por AMLO para no viajar tampoco a Los Ángeles, donde se celebra la Cumbre desde el lunes hasta el próximo viernes. * * * En un artículo de opinión que como invitado le publicaron en el diario Excélsior, el canciller Marcelo Ebrard justifica: “Lo que ha hecho México va más allá de defender o tomar partido por Caracas, La Habana y Managua frente a Washington. El gobierno de López Obrador –un demócrata incuestionable– no reniega del régimen democrático y de respeto a los derechos humanos del que es el principal artífice en su fuero doméstico: lo que está haciendo México es recuperar su mejor tradición de política exterior, aquella que pondera el respeto al derecho internacional y cuya piedra angular es la defensa del no intervencionismo, ambos elementos fundamentales cuando se aspira a erigir una arquitectura continental renovada. Expresado con otras palabras, el Presidente defiende así el principio de no intervención y acusa las contradicciones del principio de intervención selectiva. Lo hace por un tema de valores y principios, sí, pero también como un cálculo estratégico y con la vista puesta en la construcción de un arreglo inédito de relaciones políticas y económicas en el continente americano para el siglo XXI.” * * * Por hoy es todo. Le agradezco la lectura de este texto. Y como siempre le deseo ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez