Claudia Ivonne Sánchez Mendoza, mujer que denunció haber sido víctima de violaciones al debido proceso y tortura, fue sentenciada a 22 años de prisión, esto a un mes de que expuso su caso al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, tras su visita al penal femenil de Santa Martha Acatitla.

Funcionarios del Alto Tribunal consultados por Milenio señalaron que Ivonne Sánchez recibe asesoría del Instituto Federal de la Defensoría Pública (IFDP).

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que un juez federal la encontró penalmente responsable por el delito de beneficio de la explotación sexual ajena agravado.

Según la dependencia, Ivonne Sánchez participó en una organización criminal de carácter internacional, dedicada a la trata de personas, captando a las víctimas desde sus países de origen como Colombia, Venezuela, Argentina, Brasil y de Europa.

Se conoce que, en septiembre de 2013, elementos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México rescataron a 32 bailarinas del table dance Solid Gold, localizado en las inmediaciones de la Zona Rosa, pero no detuvo a los socios del negocio.

Un mes después, Claudia Ivonne, quien estaba embarazada, fue detenida en su domicilio, tras un operativo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

La mujer que ha concedido entrevistas aseguró que ella solo trabajaba en la parte administrativa, pero no era la administradora del negocio.

Los funcionarios judiciales consultados indicaron que, durante la visita del presidente de la Corte a la prisión capitalina, Ivonne Sánchez fue una de las mujeres que tomó la palabra y denunció haber sido víctima de vejaciones, violaciones al debido proceso y que durante más de ocho años seguía en espera de recibir sentencia.

A un mes de la visita del ministro presidente, la FGR emitió un comunicado señalando que con los datos de prueba obtenidos por el agente del Ministerio Público Federal, se le dictó sentencia condenatoria de 22 años seis meses de prisión por el delito antes mencionado, mismo que deberá cumplir en el penal femenil de Santa Martha.

Por Milenio