La figura de Alito Moreno, arropado por la alianza Va por México, concentraba los reflectores, las miradas, la atención. Le hicieron una, dos, tres veces la pregunta sobre si iba a dejar la dirigencia nacional del PRI. Los reporteros no lograron arrancarle un “sí” o un “no”, claro, pero su lenguaje corporal, los rodeos que daba en sus respuestas, los proyectos anunciados, eran más que elocuentes: no se va. Y no se va a pesar de los malos resultados que ha tenido el PRI en las elecciones desde que es presidente de ese partido —11 gubernaturas perdidas— y las supuestas transas de las que se le acusa.

A eso hay que sumar señalamientos que le hace la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) de haber triangulado recursos con la compra-venta de inmuebles. Sabemos que en el seno de la coalición opositora hubo reclamos directos a Claudio X. González, estrechamente ligado al MCCI, aliado de Va por México, por el balconeo a Alito.

El jefe nacional perredista, Jesús Zambrano, nos dijo que el miércoles habló con el empresario, quien se deslindó de lo publicado por la citada organización. 

“Dice que se separó de Mexicanos contra la Corrupción hace más de un año para dedicarse a tareas de Sí por México. Hoy, María Amparo Casar dirige MCCI. Ella es la que le tendría que dar a Alito las explicaciones correspondientes”, puntualizó. Zambrano aprovechó la pregunta para dejar bien claro que los dueños de la coalición Va por México son los partidos que la integran. “Ni Claudio X. ni Gustavo de Hoyos ni nadie nos dan línea. Los dueños de la coalición somos los partidos políticos. Queremos que en los tiempos que se nos vienen, la dueña real de la coalición sea la sociedad civil”.

La víspera, Alito había considerado, incluso, proceder judicialmente en contra MCCI, pero, por lo visto, ya corrigió. “Se respeta a las organizaciones, pero yo no veo que Claudio González sea el dirigente de Mexicanos contra la Corrupción”, declaró el jefe del PRI.

La alianza Va por México anunció una “moratoria constitucional” en el Congreso hasta el 2024. Un no anticipado a las dos grandes reformas anunciadas por el Ejecutivo para lo que resta de su administración: electoral y Guardia Nacional. “Que quede bien claro. No permitiremos romper con la autonomía, integración e independencia del INE ni favorecer la militarización del país que atenta contra la democracia”, dice el documento de la coalición opositora, que leyó Marko Cortés en los salones del hotel Marquis. La reacción del senador morenista, Ricardo Monreal, fue inmediata. “Reconsideren”, pidió a los partidos. Y más: “Vayamos por consenso o por acuerdo a actualizar el marco normativo, que es indispensable en nuestro país”. Los opositores anunciaron también la creación de una comisión que va a investigar la intromisión del narco en las elecciones. A ver quién le entra.

Hay ausencias que dicen mucho y la de Miguel Osorio Chong en la presentación de la estrategia de la alianza Va por México rumbo al 24M es una de ellas. El coordinador de los senadores del PRI en la Cámara alta ni siquiera fue mencionado por Alito. Su firma no está en el documento que dieron a conocer. El perredista Miguel Ángel Mancera, ausente también, sí fue mencionado por el presidente del PRD, Jesús Zambrano. Se sabe que el secretario de Gobernación en tiempos de Peña Nieto no tiene una relación cordial con Moreno. Más bien simpatiza con la idea del cambio en la dirigencia nacional del PRI que promueven priistas de largo aliento, como Francisco LabastidaRoberto MadrazoEncarnación AlfaroFernando LerdoJosé Ramon MartelDulce María SauriRosario Guerra… 

Nos cuentan, incluso, que hay reclamos en el seno de la bancada tricolor en la Cámara alta por el anuncio de la moratoria constitucional de la alianza Va por México.  Se supone que senadores y diputados son representantes populares. Forman parte de un poder autónomo. A ellos —y no a los dirigentes nacionales— les tocaba anunciar la moratoria en materia de reformas constitucionales hasta el 2024. El único senador del tricolor presente en la rueda de prensa fue el sinaloense Mario Zamora. No habló. Tampoco lo hicieron los coordinadores de las bancadas Jorge Romero, del PAN; Rubén Moreira, del PRI. Ni la senadora del azul, Kenia López Rabadán.

* Nos enteramos por un tuit de Fernando Belaunzarán. Lo confirmamos con su hija Mariana Moguel: el espacio que tenía Rosario Robles los jueves en Radio Fórmula fue cancelado. “Por razones ajenas a mí, se pospone mi colaboración Dos Gardenias, con Pepe Cárdenas, en Radio Fórmula. Para él mi permanente agradecimiento. Agradezco también a las autoridades penitenciarias”, leo en el tuit de Rosario, que nos envió Mariana.

Publicado en excelsior