FRANCISCO RODRÍGUEZ

En cuanto a carácter, son más parecidos de lo que ellos mismos quisieran.

A ambos los une una misma cualidad –o defecto– que es el empeño, la obstinación, o si usted quiere la necedad y/o hasta a la terquedad.

Andrés Manuel López Obrador su propia mujer le cantaba “El Necio” en la tercera y definitiva campaña presidencial.

El propio autor, Silvio Rodríguez, acaba de entonársela y, además, de dedicársela en un concierto.

Él mismo dice que es su canción favorita.

Y además lo define.

AMLO, en efecto, es un necio.

Y ser necio es una virtud cuando tienes razón.

Pero es un enorme defecto de carácter cuando te equivocas.

Así solía decir Charles Henry Chuck Noll, quien fuera entrenador en jefe de los Pittsburgh Steelers en la NFL de 1969 a 1991.

Ricardo Monreal Ávila también es obstinado.

No se cansa de repetir que va a estar en la boleta electoral.

Eso sí, siempre dice que como candidato del Movimiento de López Obrador.

Es tal su obstinación que muchos de quienes se desempeñan en los medios de comunicación tratan de meterle el pie para que diga que sí, que será candidato presidencial ya del partido de Dante Delgado, ya de la alianza –si sobrevive un par de años más– que por el momento encabezan Marko Cortés, Alejandro Alito Moreno y Jesús Zambrano.

Lo ven lejos de Morena.

Sobre todo por la distancia que AMLO ha puesto entre ambos, merced a chismes que le han llevado a Palacio Nacional todo tipo de personajes, pero sobre todo la llamada “corcholata” favorita: Claudia Sheinbaum, tras su derrota en la capital nacional hace exactamente un año.

Pero Sheinbaum volvió a perder. La envío AMLO a Aguascalientes y… bueno usted ya sabe el resultado.

¿A quién va a culpar ahora?

Ella y otros quieren a Monreal fuera de Morena.

Pero obstinado, necio como es AMLO, ahí se va a quedar.

Y en una de esas sí aparece en la boleta presidencial junto al logo guinda de Morena.

Necio, uno con el triunfo.

Obstinado, el otro con que es él quien sí puede ganar.

Muy parecidos.

Los dos.

¿No cree usted?

El asesor de la 4T que protege agresores sexuales

Los narcotraficantes generadores de violencia –asesinatos, matanzas, levantones, etc.– también son seres humanos y tienen derechos, dijo el señor de Palacio Nacional.

Su asesor espiritual coincide. También tienen esos derechos los agresores sexuales.

La historia de hoy se desarrolló en la Colonia Valle de San Lorenzo de la alcaldía Iztapalapa, específicamente en la calle Rio Mississippi donde se encuentra un templo de veneración a los valores de la cristiandad en nuestro país, cuna de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (CONFRATERNICE).

Su presidente, Arturo Farela Gutiérrez, amigo personal, asesor y algunos dicen que hasta confesor del presidente López Obrador.

Todo mundo sabe también de su relación de años que, desde luego, más allá de lo religioso y espiritual borda con discreción acuerdos mundanos en la arena política y más aún dentro de la 4T.

Sin embargo, la realidad siempre es necia y revela la estatura moral de todos y cada uno de nosotros.

Un caso especial: el último día del mes de abril, la Mtra. Alba Barrios, vecina de esa colonia y que actualmente funge como profesora-investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia –integrante de un proyecto de investigación que alcanzó niveles de impacto nacional e internacional (véase, El Códice Maya de México, 2018, INAH), de regreso a su hogar adjunto al mencionado templo fue violentada directamente por Cristian Martínez, un drogadicto malviviente y acosador de mujeres del rumbo, propinándole varias lesiones en el rostro al exigirle sus pertenencias con el lenguaje lascivo característico de agresores sexuales, siendo este evento la culminación de varios años de constante acoso.

La herida y su violencia propiciaron la movilización de policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, mismos que detuvieron al famoso Chicles como es conocido este malviviente. Una vez detenido fue presentado ante el M.P., y habiendo formado la carpeta de investigación CI-FIIZP/IZP-6/UI-1 C/D/02077/04-2022, no trascendió por supuesta falta de solidez en sus elementos y el juez de control, ni por asomo ejerció sus facultades de impartidor de la justicia.

¿Adivine usted quién ha apapachado a este agresor y hostigador de mujeres, incluso otorgándole hospedaje y alimentación? Pues sí, efectivamente los integrantes de esta “espiritual” iglesia, que encabezan Arturo Farela y su hijo Josué Farela Pacheco, éste último también conocido por su relación cercana al programa de “Jóvenes hacia el Futuro” y en su momento fungiendo como coordinador regional de programas para el desarrollo de la Secretaría del Bienestar (El Sol de México, Lunes 19 de agosto 2019).

Ante los reclamos de varias vecinas, entre ellas la Mtra. Barrios, acosadas por aquel energúmeno, éste ha sido albergado y supuestamente bajo el argumento de que “también es hijo de Dios”, ha visto en la situación de suficiencia e impunidad la motivación a un comportamiento más agresivo en condiciones de libertad, revictimizando y acosando intensamente a sus víctimas.

Tal vez, el pastor Farela, su iglesia y las autoridades del GCDMX están esperando que las víctimas mujeres se conviertan en una fría estadística de los feminicidios que aún no alcanzan a despertar las “buenas conciencias” de los aspirantes a la santidad.

Indicios

Ya no tendremos un sistema de salud como el danés, pero Andrés Manuel López Obrador se comprometió a que un año la atención médica y los medicamentos se otorgarán de manera gratuita y universal. Al ser cuestionado por qué los usuarios siguen pagando cuotas por estos servicios, López Obrador reconoció que estos cobros siguen, pues no es “nada sencillo, más cuando se viene de un régimen corrupto. Es el derecho a la salud; nada es sencillo, más cuando se viene de un régimen corrupto, no me puedo ir del gobierno -no quiere decir que me vaya a quedar-, yo considero que a más tardar en un año ya no me vas a poder decir eso”, expresó. “Hoy se sigue cobrando”, se le señaló en el salón Tesorería. “Sí, sí lo creo, en un año, no, para atención médica y medicamentos gratuitos, todo”, contestó. Pues que sigan cobrando, al fin todavía falta un año. * * * Gracias por la lectura de este texto. Reciba usted, como siempre, mis mejores deseos para que tenga ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez