Será hasta el martes o miércoles cuando la zona de baja presión con 70 por ciento de potencial para desarrollo ciclónico a cinco días se pueda convertir en depresión o tormenta tropical, que en su caso llevaría el nombre de Blas en el Océano Pacífico, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En entrevista con Excélsior, la meteoróloga Elizabeth Ramos, informó que el fenómeno evoluciona lentamente y por el momento, se mantendrá viajando al sur de las costas de Oaxaca y Guerrero.

Explicó que los modelos de pronóstico establecen que entre sábado y domingo continuará la formación del sistema y a partir del lunes veremos cómo se intensifica.

Advirtió que se debe estar alerta debido a la entrada de humedad, ya que continuarán las lluvias de fuertes a muy fuertes, durante la mañana y la tarde en el sureste del país.

«Específicamente la población debe tener cuidado en Oaxaca, Chiapas y Guerrero, para que no bajen la guardia, porque, aunque todavía no se genera un ciclón tropical, va a seguir lloviendo, ¿y esto qué conlleva?, que empiece a haber zonas con deslaves, puesto que va a estar la lluvia continua, también zonas en donde puede haber inundaciones, principalmente en las zonas bajas, así que la gente debe estar muy pendiente a lo que indique protección civil», manifestó.

La meteoróloga Elizabeth Ramos agregó que todavía es muy pronto para determinar si la zona de baja presión se convertirá en la depresión tropical número 2 o en la tormenta tropical Blas, además de que aún no es posible asegurar que se moverá hacia Michoacán o sobre las costas de Guerrero.

Fuente: excelsior