El gobierno de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) expropió 138.3 hectáreas de los municipios Benito Juárez (Cancún), Solidaridad (Playa del Carmen), Puerto Morelos y Tulum, donde se construirán obras de infraestructura del Tren Maya.

La declaratoria fue emitida en el Diario Oficial de la Federación el pasado 10 de junio.

«Se declara de utilidad pública el desarrollo del Proyecto Tren Maya, en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Puerto Morelos y Tulum, en el estado de Quintana Roo, que se materializará en la construcción de obras de infraestructura pública sobre los inmuebles que suman una superficie total aproximada de 1 383 122.91 (un millón trescientos ochenta y tres mil ciento veintidós punto noventa y uno) metros cuadrados, comprendidos por todos y cada uno de los predios detallados en los Considerandos de la presente Declaratoria, requeridos para la construcción de dicha obra de infraestructura pública», señala la Declaratoria.

El documento señala que los titulares de los bienes y derechos deberán ser notificados y una vez que los dueños sean enterados, tendrán un plazo de hasta 15 días hábiles «para manifestar ante la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, lo que a su derecho e interés convenga y presenten las pruebas que estimen pertinentes».

Una vez desahogado el procedimiento se procederá «a la ocupación inmediata» de los predios citados.

El decreto está firmado por el titular de Sedatu, Román Guillermo Meyer Falcón.

En el documento se especifica que dos predios se encuentran en Benito Juárez, cuatro en Puerto Morelos, 35 en Solidaridad, y cuatro en Tulum.

En los considerandos se argumenta que el Tren Maya es una «obra de infraestructura pública, cuya finalidad es atender y satisfacer las necesidades de la población en general, tanto para los turistas como para los habitantes de las localidades ubicadas dentro de la Península de Yucatán, relativas a comunicar de manera eficiente y agilizar el transporte de todas las personas, y en consecuencia se reactivará la economía del país y el desarrollo en diversos sectores como el comercial y turístico».

Los predios incluidos en el decreto forman parte de los tramos 5 y 5 Sur del proyecto del Tren Maya.

Por Excélsior