Ante el desarrollo de un sistema de baja presión frente a las costas de Guerrero, que del 13 al 19 de junio provocará lluvias con acumulados de hasta 400 milímetros en Michoacán, oleaje elevado y marea de tormenta, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Marina (SEMAR) hicieron un llamado a las autoridades estatales y municipales, así como a la población a extremar medidas preventivas, con el fin de reducir los riesgos y proteger, sobre todo, la vida de las personas.

Durante la videoconferencia de prensa donde se hizo este llamado, la coordinadora general del Servicio Meteorológico Nacional, de Conagua, Alejandra Margarita Méndez Girón, explicó que frente a las costas de Guerrero actualmente se desarrolla un sistema de baja presión, el cual tiene 90 por ciento (%) de probabilidad para desarrollarse a ciclón tropical en el transcurso de la noche de hoy o mañana, martes.

Puntualizó que, a las 16:00 horas de hoy, el centro de esta baja presión se localizó aproximadamente a 490 kilómetros (km) al sur-suroeste de Acapulco, Guerrero, con desplazamiento lento hacia el noroeste. Aseveró que este sistema interactúa con un canal de baja presión ubicado sobre Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Oaxaca, entidades donde provocan nublados y lluvias de fuertes a intensas. Asimismo, se registra oleaje de 1 a 2 metros en costas de Chiapas y Oaxaca.

Destacó que, por otro lado, se desarrolla la Onda Tropical No. 4, la cual provoca lluvias en el sureste y el oriente del país, así como en la Península de Yucatán.

Se pronostica que, durante la noche de hoy y mañana, martes, esta baja presión se intensifique a depresión tropical, hasta que la noche del martes y el miércoles alcance la categoría de tormenta tropical, cuyo nombre sería Blas. De acuerdo con los pronósticos, su centro se desplazará paralelo a las costas del Pacífico mexicano, aproximadamente a una distancia de entre 350 a 400 km de las costas.

Debido a que se prevé que las bandas del ciclón se aproximen paralelamente desde Jalisco hasta Chiapas e interactúen con canales de baja presión ubicados sobre esos estados, se pronostican lluvias de fuertes hasta torrenciales en esa región.  

Para mañana, de acuerdo a modelos de pronóstico, la posible depresión tropical 2-E, se localizará al sur de las costas de Guerrero dejando lluvias torrenciales en Guerrero y Oaxaca, intensas en Chiapas y fuertes en Colima y Michoacán, con vientos de 50 a 60 kilómetros por hora (km/h) y oleaje de 2 a 3 metros en costas de Guerrero y Oaxaca. Para la noche del martes y el miércoles se prevé oleaje de 2 a 3 metros y vientos de 60 a 70 km/h en costas de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, así como lluvias intensas en Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Oaxaca.

El jueves, se estiman lluvias intensas en Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Oaxaca; vientos de 70 a 80 km/h y oleaje de 3 a 4 metros en costas de Chiapas, Michoacán y Oaxaca, así como oleaje de 2 a 3 metros en Colima, Guerrero y Jalisco. Aunque se prevé que el viernes el sistema se aleje de costas nacionales, provocará lluvias intensas en Colima, Guerrero, Jalisco y Michoacán, con vientos de 50 a 70 km/h y oleaje de 2 a 3 metros en Colima, Guerrero, Jalisco y Michoacán.

En suma, expuso, del 13 al 19 de junio se esperan lluvias acumuladas de 300 a 400 mm en Michoacán, y de 150 a 250 mm en Colima, Guerrero, Jalisco, Oaxaca y Veracruz.

Por su parte, el gerente de Aguas Superficiales e Ingeniería de Ríos de la Conagua, Heriberto Montes Ortiz, hizo énfasis en que las lluvias provocadas por el sistema de baja presión podrían provocar inundaciones en las zonas bajas e incrementar los caudales de ríos y arroyos, generando desbordamientos. Por ello, Conagua mantiene especial vigilancia en los ríos y presas de Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Oaxaca.

Subrayó que se pone especial vigilancia en los ríos y arroyos ubicados en la costa de Chiapas y Michoacán y que se trabaja de manera coordinada con la Comisión Federal de Electricidad, con el fin de privilegiar la seguridad de la población, al operarse la infraestructura de generación de energía.

Montes Ortiz exhortó a la población de las regiones donde se prevén los efectos del sistema a consultar los avisos oficiales de la Conagua y a atender puntualmente las recomendaciones emitidas por la Coordinación Nacional de Protección Civil.

En su momento, el coordinador de proyectos transversales, transparencia e innovación de la Gerencia de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias (PIAE), Hiram Velázquez Guevara, destacó que, de manera coordinada con las instituciones que integran el Sistema Nacional de Protección Civil, Conagua está preparada con personal y equipo especializados para contribuir a atender las situaciones de emergencia hídrica que pudieran presentarse por los fenómenos meteorológicos mencionados.

Para ello, expuso, la Conagua cuenta con los brigadistas adscritos a los Centros Regionales de Atención de Emergencias ubicados en Chilpancingo, Guerrero; Guadalajara, Jalisco, y San José del Progreso, Oaxaca, así como el personal de las Brigadas PIAE de Michoacán y Colima.

Por su parte, el jefe de la Subsección de Protección Civil y Contingencias, de la Secretaría de Marina, Capitán de Navío, Alberto Ek Moo, adelantó que para las próximas 24 horas se prevé oleaje de 6 a 8 pies sobre la costa de Guerrero y Oaxaca y de 8 a 10 pies sobre el Pacifico sur, así como marea de tormenta de 0.2 a 0.4 metros sobre la costa de Guerrero, Michoacán, Oaxaca y la región Pacifico sur.

Destacó que el pronóstico a 48 horas es de oleaje de 12 a 14 pies sobre la costa de Guerrero y Oaxaca, y de 14 a 16 pies sobre la región del Pacifico sur, así como marea de tormenta de 0.3 a 0.5 metros sobre la costa de Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán y la región del Pacífico sur.

A 72 horas, expuso, la previsión es de oleaje de 14 a 16 pies sobre la costa de Guerrero y Michoacán; de 10 a 12 pies sobre la costa de Colima, Jalisco y Oaxaca, y de 16 a 18 pies sobre la región del Pacífico sur, así como marea de tormenta de 0.4 a 0.6 metros sobre la costa de Colima, Jalisco, Michoacán y la región Pacifico centro.