Miles de migrantes en su mayoría venezolanos, huyendo de la dictadura de Nicolás Maduro, se encuentran desesperados en la central de autobuses de Saltillo, buscado un boleto para poder llegar a Ciudad Acuña, Coahuila y continuar su viaje a los Estados Unidos.

Henger Carias, migrante venezolano, dijo que paso la noche en la terminal camionera luego de que no le permitieron continuar con su viaje, pese a que cuenta con un documento denominado fórmula migratoria múltiple, que de acuerdo a versiones de director de migración en Huixtla, Chiapas, sirve para los 32 estados de México.

Pero los están regresando, desconoce si sea personal de migración, la policía, Guardia Nacional, “hay gente que tiene tarjeta de residente en México y los están regresando”.

Desesperado se cuestiona “no sé qué vamos hacer, porque no dan respuestas, no viene derechos humanos, migración no llega a dar información”.

Henger Carias destacó que pagó mil 30 pesos por él y su esposa, y por su hijo adolescente de 16 años de edad, 515 pesos, y como el autobús no salió la línea de autobuses le regresó el dinero.

Tiene más de un mes en México, participó en la caravana, llegó a Saltillo, y el domingo por la mañana adquirió su boleto para viajar por la tarde.

“Tengo un mes y medio, cruce selva, cuando llegamos a Tapachula camine 42 kilómetros para que me dieran el permiso, estamos luchando por una visa, pero no me la dieron, entonces eso es una burla también”.

“Venimos muchos venezolanos porque venimos de una dictadura, no pienso regresar, vendí mi casa, vendí mi carro, que voy a tener cuando regrese a Venezuela, no tengo nada, eso es lo triste, hay que esperar y ver qué solución hay».

Henger Carias pidió la presencia de Derechos Humanos ya que hay mucha gente que no sabe qué hacer, y describió su situación y la de sus compatriotas como un colapso.

Por Excélsior