El diputado Jorge Romero Herrera, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, rechazó que la moratoria constitucional que anunciaron el PAN, PRI y PRD, como coalición “Va por México”, genere una parálisis legislativa.

Acusó que el Gobierno Federal y Morena buscan radicalizar esta acción al pensar que la oposición estará en contra de todo lo que propongan. Indicó que no es así, será sólo en lo que la oposición considere regresivo para el país.

«Nadie piensa dejar de legislar ni de trabajar, nos vamos a comisiones y dictaminamos, nada más que la vamos a votar en contra, pero todo el proceso previo se llama legislar. Y esto ocurre sólo en periodos ordinarios y ahorita estamos en receso», expuso.

El líder parlamentario apuntó que no votarán a favor de las reformas política-electoral y de la Guardia Nacional por ser regresivas, pues la primera supone la materialización del pique que trae este gobierno contra el INE, y la segunda, la militarización de las funciones de la seguridad pública.

En declaraciones a la prensa, aseveró que seguirán apoyando las modificaciones que sean benéficas para la población en materia de salud y aquellas que pongan en el centro a la infancia, a la juventud y que promuevan el desarrollo social, cultural y el arte.

Respecto a la situación del PRI, Romero Herrera sostuvo que la coalición “Va por México” trasciende individuos y va más allá de los presidentes nacionales y coordinadores parlamentarios de los tres partidos, por lo que seguirán trabajando juntos en la defensa de México.

«Es un terreno en el que no me gusta entrar, lo que sé es que esta coalición trasciende individuos, trasciende a los tres presidentes y a los tres coordinadores de los partidos, y seguiremos con este bloque de contención», indicó.

Por otra parte, el diputado panista exigió justicia para Daniel Picazo, el joven exasesor en la Cámara de Diputados, quien el fin de semana fue linchado en Huauchinango, Puebla.

«Exigimos justicia, así de simple. Él ya no era trabajador de aquí, sí lo fue, pero independientemente de donde trabajara, es una brutalidad y una barbaridad lo que pasó”.

Sostuvo que ninguna conducta que se le atribuía se comprobó; no obstante, nada amerita que alguien termine con la vida de una persona.

«Es increíble el nivel de violencia al que ya se ha llegado, y ahora a lo que aspiramos es a que las autoridades estatales hagan su chamba; no pudieron hacerlo en el momento, ya se perdió una vida, ahora pedimos, por lo menos, justicia a sus deudos», aseveró.

Cuestionó que legisladores de Morena pidan no polarizar este caso, cuando ellos y el Presidente de la República son quienes fomentan esta división y enfrentamientos.

«Siempre, cuando pasa algo en algún gobierno que no es de ellos, exigen justicia, pero cuando sucede en algún lugar que ellos gobiernan, piden no politizar; que no sean ridículos, en cualquiera de los dos supuestos estaríamos pidiendo exactamente lo mismo», finalizó.