El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este miércoles que el dominio de un sólo grupo criminal en estados como en Sinaloa y Durango ha provocado que haya una disminución de los homicidios dolosos en el país debido a que no hay enfrentamientos entre criminales.

En este sentido, el mandatario expuso que de los 32 estados de la República Mexicana, en la mitad no se enfrenta un problema relacionado con la violencia, principalmente en el de los homicidios dolosos.

“Hay estados donde no hay homicidios, la mitad de los estados no tiene un problema de violencia que se refleje en homicidios y de la otra mitad, son ocho, 10 estados den donde tenemos en el caso de homicidios”, puntualizó el Ejecutivo Federal.

En conferencia en Palacio Nacional, AMLO destacó que el fortalecimiento de diversos grupos criminales en algunos estados, desde 2006, ha causado una baja de la violencia y de los asesinatos.

«En los últimos días ha habido más violencia en homicidio, pero imagínense que desde que llegamos se ha reducido el delito de secuestro en 75 por ciento. ¿Por qué una baja y la otra sube? Está relacionado con las bandas que quedaron sembradas en el periodo neoliberal que vienen desde Felipe Calderón y se fortalecieron en los últimos tiempos.

“Hay lugares en donde predomina una banda fuerte y no hay enfrentamientos entre grupos y por eso no hay homicidios, por ejemplo, en Sinaloa, el cual no está entre los de más homicidios”, dijo.

López Obrador agregó que son el Estado de México, Michoacán, Baja California, Zacatecas, Guanajuato, Sonora y Jalisco donde se concentra el 50 por ciento de los homicidios, “en seis de los 32 estados, y vamos avanzando”.

No obstante, reconoció que hay grupos, como en el Edomex, donde “se meten mucho con la población, por la extorsión a dominar en mercados, a cobrar derecho de piso, pero por lo general las bandas grandes tienen que ver con el narcotráfico”.