Lucía no pudo entrar a Estados Unidos para ver morir a su hija diagnosticada con cáncer. Este domingo, Alma murió sin ver a su mamá.

Originaria de Aguascalientes, la madre de Alma solicitó una visa humanitaria para ingresar a Estados Unidos y acompañar los últimos días de su hija, en un hospital de Texas.

A través de una carta, la mujer explicó que su familiar padecía cáncer de mama en etapa 4 y su pronóstico de vida era menor a tres meses.

Pese a ello, el permiso para ingresar al país le fue negado en al menos dos ocasiones. Primero en Laredo y después en Eagle Pass, de acuerdo con la periodista Wendy Selene Pérez.

“En Eagle Pass los agentes de CBP les dijeron que no podían pasar porque su hija enferma no es residente ni ciudadana”, indicó.

Alma emigró a Estados Unidos junto a sus tres hijos. Antes de morir, solicitó un permiso humanitario para ver a su familia y reencontrarse con su madre.

Ahora, Lucía busca ingresar al país para reencontrarse con su hija muerta.

Fuente: 24 horas