La Ruta 57 canceló de último momento una manifestación programada para este martes frente a las instalaciones de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi).

Gabino Ortega, presidente de la Ruta 57, informó que la suspensión se debió al temor de los concesionarios de nuevos operativos en donde sus autobuses sean remitidos al corralón.

«Ante un operativo inminente que montó la Secretaría de Movilidad contra los concesionarios de Ruta 57 decidimos no ir a la calle hoy, no manifestarnos”, expresó.

Los transportistas tenían planeado presentar vehículos ante la Semovi para demostrar que cumplen con todos los requisitos solicitados por las autoridades.

Ortega indicó que están de acuerdo con los operativos y afirmó que la mayoría de las 182 concesiones de Ruta 57 cumplen con los lineamientos solicitados por la ley.

«Somos trabajadores del volante, somos transportistas, no somos delincuentes. Siempre van a ser bienvenidos los operativos que supervise el buen trabajo o el mal trabajo, no nada más de la 57, de cualquier agrupación, pero estamos en contra que se use todo el poder del Gobierno contra la Ruta 57, nosotros la gran mayoría somos gente de trabajo, gente que proveemos día con día el pan para nuestras familias, no somos delincuentes”, dijo.

El pasado domingo, el secretario de movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, dio a conocer que se extinguirán todas las concesiones de transporte que operan en la Ruta 57 y dan servicio en las Avenidas Centenario y Las Águilas, con destino a Metro Mixcoac, Tacubaya y Barranca del Muerto.

Estas concesiones se extinguirán pues operan en forma deficiente, ha habido quejas de los usuarios de que los choferes manejan a veces a exceso de velocidad y otras veces manejan demasiado lento, en ocasiones trabajan en estado de ebriedad y se han suscitado peleas.

«Ésta es una de las rutas que ha dado y da peor servicio en la ciudad, se aprovechan de la condición de las vialidades en la zona alta de Álvaro Obregón donde son vialidades relativamente angostas para alentar el tráfico y pretender conseguir así más pasaje, en el camino han entrado en conflicto con automovilistas, usuarios de transporte público, entre ellos y han provocado incidentes de tráfico” dijo Lajous en conferencia.

El secretario Lajous insistió en que se realizó un taller especial de capacitación para los conductores de la Ruta 57, así como operativos de supervisión durante 3 años, pero no mejoró el servicio y por esa razón se decidió que ahora sea una empresa la que opere la ruta.