Los mecanismos de democracia directa son complementarios a la democracia representativa, nunca sustitutos, afirmó el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello.

“Entre ambos tipos de mecanismos, los de la democracia directa y los de la representativa, se puede construir una interacción virtuosa, que siempre debe ir orientada a mejorar el ejercicio de rendición de cuentas en manos de la ciudadanía, fortalecer la pluralidad política y a incentivar la participación de las y los ciudadanos en la decisión de la cosa pública”.

Al presentar la obra de David Altman, Orígenes y funcionamiento de la democracia directa contemporánea, Córdova destacó que este libro analiza los mecanismos de democracia directa desde un punto de vista neutral y objetivo, sin militar a favor o en contra de los mismos, pero el autor reconoce la importancia de la democracia representativa.

El Presidente del INE también advirtió que no todas las decisiones pueden ser abordadas o procesadas a través de mecanismos de democracia directa y se debe recurrir a ellos sólo cuando se cumplen determinadas circunstancias, porque si no, se corre el riesgo de caer en el plebicitarismo.

“La calidad de la democracia se fortalece con el uso de instrumentos de la democracia directa, pero sólo si se hace de forma cuidadosa, pertinente, anticipando los efectos institucionales y políticos esperados, y siempre apegados a las reglas y leyes definidas para su funcionamiento y, sobre todo, entendiendo que hay ciertos temas que están vedados a la decisión política y que por ende están vedados a la decisión expresada por el pueblo en estos mecanismos de democracia directa, empezando por el tema de los derechos”, expresó.

El que los derechos no puedan ser sometidos en su restricción a los mecanismos de democracia directa -argumentó Córdova- es la mejor manera de blindar a la democracia constitucional frente a lo que podría ser la tiranía de una mayoría.

David Altman habla en su obra de los orígenes, funcionamiento y reformas de la democracia directa

Al presentar su libro, David Altman señaló que los protagonistas y quienes determinan o no el uso de un mecanismo de democracia directa son las y los ciudadanos.

Mencionó que la representación de la sociedad en el gobierno y los congresos es de los partidos políticos; sin embargo, en algún momento en particular aceptan que la ciudadanía sea capaz de interpelarlos o hacerles cambiar el rumbo, este origen de la democracia directa es tratado en el libro.

“La democracia directa no es una bala de plata, es una institución que como muchas puede ser muy razonablemente usada, pero también muy abusada, entonces, cómo logramos mejorar algunas de las debilidades de la democracia directa”, es una interrogante que se toca también en la obra.

Explicó que su texto se divide en tres partes: orígenes, funcionamiento y reformas en materia de democracia directa, lo cual plantea diversos desafíos para su definición y puesta en práctica.

El también profesor titular de Ciencia Política en la Pontificia Universidad Católica de Chile mencionó que es imposible separar la democracia directa de los partidos políticos.

“Es parte del juego, es muy sano que sea así en cierto sentido, porque también le ofrece a los grupos de interés, partidos, sindicatos, gremios y ciudadanía en general una alternativa de manejar la frustración, manejar las expectativas y que sus propuestas e ideas sean tomadas en cuenta”.

Una obra que ayuda a entender y transformar la realidad de México y América Latina

Por su parte, Tomás Granados, Director de la editorial Siglo XXI, destacó que la publicación de este libro busca contribuir con el fortalecimiento de la cultura cívica. “La democracia exige ciudadanos informados, participativos, que tomen decisiones con información”, dijo.

Explicó que para la editorial Siglo XXI, desde su creación hace 66 años, ha sido importante siempre ofrecer libros que ayuden a entender y transformar la realidad de México y América Latina, y este libro es un ejemplo de eso, ya que ofrece información histórica y metodológica sobre uno de los temas que ha sido central este año en México, la democracia directa.