Ricardo Monreal y Julen Rementería, coordinadores del Morena y el PAN en el Senado, respectivamente, calificaron como el “inicio del caos” y una “muy mala idea” la propuesta de Alejandro Moreno, presidente del PRI, de armar a los ciudadanos para defenderse de los delincuentes.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal, consideró que esta no es la mejor opción y sería el inicio del caos.

“Nunca ha funcionado eso, no creo que sea la mejor opción, respeto la opinión del presidente del PRI. Pero, establecer leyes, ordenamientos jurídicos que permitan armarse a los ciudadanos, es el inicio del caos. Yo no podría aceptar”.

Dijo que lo que se tiene que hacer “es mayor cuidado, mayor eficacia de los órganos que últimamente están facultados para combatir la delincuencia y el crimen”.

Recordó que el Estado “tiene una obligación y un fin primordial, que es el de otorgar seguridad pública a las personas, a sus bienes, a sus propiedades”.

“Es una obligación del Estado y el Estado debe garantizar que sea efectivo este derecho fundamental a la seguridad pública y, por eso creo que el Senado no puede mantenerse ajeno, dado que también es una facultad constitucional el analizar anualmente los planes nacionales de la Guardia Nacional”.

Por su parte, Julen Rementería, coordinador del PAN, se manifestó por conocer la propuesta y recordó que ya hubo una iniciativa similar del entonces senador panista José Luis Preciado.

Pero, reconoció que este es un tema que está en la conversación pública, debido a que en este sexenio se duplicó ya la cifra de homicidios calificados.

“Es un tema delicado, no es un tema menor, por supuesto. Pero, entiendo que habrá quien diga que hay que darle a la gente cómo defenderse, yo creo que no es tan simple como eso. Yo creo que más bien hay que obligar a que el gobierno cumpla con garantizar la seguridad. A ver el monopolio de la fuerza lo tiene o lo debería de tener, hoy parece que se ha perdido, pero lo debiera de tener en este país el gobierno y vemos que lamentablemente no es así y por eso la gente empieza a pensar en cosas de estas. (…) Realmente no podría pensar en que la pudiera avalar. (…) Yo creo que armar a la población, pretender combatir al crimen es una muy mala idea”.

Ricardo Monreal declaró que desde el Senado se insistirá en sugerir, de manera respetuosa, “lo que nosotros consideramos adecuar a los planes de seguridad pública en el país”.

Reiteró que el Senado no quiere confrontación con el titular del Ejecutivo Federal, en su facultad exclusiva sobre la seguridad pública, “no deseamos de ninguna manera que esto se entienda como un guiño contrario al Ejecutivo Federal, lo que nosotros estamos planteando es colaborar con el Ejecutivo Federal para mejorar este servicio público fundamental que es la seguridad pública”.

No descartó que en este análisis que haga el Senado del plan de seguridad que el gobierno mantiene vigente, participe el Episcopado mexicano, así como la academia, investigadores y empresarios.

Reconoció que es urgente dar ya un viraje a la estrategia.

Confió que el análisis que haga el Senado no sea un llamado a misa y sea tomado en cuenta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque él está preocupado por la seguridad.