Los ingresos del gobierno mexicano se mantuvieron al alza en mayo, a pesar de las dificultades que enfrenta la economía y de los esfuerzos que hace la administración para mantener estables los precios de los combustibles.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público dijo obtuvo ingresos por dos billones 745 mil 506.3 millones de pesos en el periodo de enero a mayo de este año, lo que se traduce en un avance real de 4%.

Los ingresos subieron «debido al fortalecimiento de los ingresos tributarios y el mayor dinamismo de los ingresos petroleros», dijo Hacienda, en un comunicado.

Los ingresos petroleros subieron 26% real en los primeros cinco meses del año frente al mismo periodo de 2021, en tanto que los ingresos no petroleros subieron 0.1% en el periodo.

La recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) presionó a la baja las finanzas al descender 54.4% frente a los primeros cinco meses de 2021, por el sacrificio de impuestos que está haciendo el gobierno para mantener a raya los precios de las gasolinas.

Los ingresos por concepto de ISR aumentaron 15.5% en términos reales, al tiempo que los del Impuesto al Valor Agregado (IVA) no tuvo variación.

«La recaudación tributaria entre enero y mayo se mantuvo por encima del monto aprobado en 20 mil 873.2 millones de pesos, al tiempo que registró un incremento de 3.3% en términos reales con respecto a enero-mayo de 2021», dijo Hacienda y Crédito Público, en un comunicado.

Por su parte, el gasto neto avanzó 0.5% en términos reales en comparación con la registrada entre enero y mayo de 2021, dijo Hacienda y Crédito Público.

En el balance, las finanzas públicas registraron un superávit primario –sin considerar los gastos por servicio de deuda– de 178 mil 13.6 millones de pesos, por encima de lo proyectado en el presupuesto.

Finalmente, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), o la medida más amplia para evaluar el endeudamiento del país, ascendió a 13 billones 055.8 mil millones de pesos o un descenso de 1.6% frente al primer cuatrimestre de 2021. Al medir este saldo como proporción del PIB, éste se mantuvo en 49.6% al cierre de mayo, inferior a la registrada los dos años previos.

Fuente: infosel