Un apagón masivo del servicio de internet fue reportado la noche de este jueves 14 de julio en varias provincias de Cuba, tras conocerse que en la localidad Los Palacios, en el municipio de Pinar del Río, los ciudadanos salieron a las calles a protestar por los apagones.

Cubanos en las redes sociales confirmaron que la conexión vía datos móviles y la red Nauta Hogar fue suspendida durante al menos 45 minutos en Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Holguín, Santiago de Cuba, entre otros territorios.

Por su parte, el periodista Mario J. Pentón publicó en su cuenta en Twitter el mensaje recibido por una fuente desde la Isla, cuyo nombre mantuvo en secreto para evitar represalias: “yo trabajo en Etecsa de custodio y ahora mismo llamaron los jefes que los mandaron para los centros a tumbar la frecuencia alta de la 4G y 3G”.

Desde algunos territorios confirmaron poder acceder a internet vía VPN, por lo que el régimen pudo haber bloqueado algunos servicios o ralentizarlos para evitar que las personas conocieran qué estaba sucediendo en Pinar del Río y evitar que otras provincias se sumaran a la protesta, como ocurrió el 11 de julio de 2021.

La noche de este jueves residentes en Los Palacios, Pinar del Río, tomaron las calles para expresar su descontento por los apagones de más de 12 horas, la gota que ha colmado la copa ante la dura situación económica que atraviesa la Isla.

“¡Pongan la corriente ping*! ¡Abajo la dictadura! ¡Patria y Vida! ¡Díaz-Canel singao!”, fueron algunas de las frases que se escucha decir a los manifestantes en los numerosos videos compartidos en las redes sociales antes de que ocurriera el corte de internet.

Según la versión oficialista de los hechos, el apagón en ese territorio no fue planificado por la Empresa Eléctrica, sino producto de “una tormenta local severa”. Además, los cubanos salieron a las calles “incluso para dialogar con las autoridades”.

La protesta en Los Palacios tuvo su efecto porque el servicio eléctrico fue restablecido poco después, aunque el José Ramón Cabrera Miranda, presidente del gobierno en ese territorio, dijo que fue “porque se terminaron los trabajos” y se solucionó la avería.

“Se respira calma, los pobladores regresaron a su casa”, indicó el directivo. “Tenemos que decir que no hubo que lamentar agresiones, fue un puro intercambio de criterios, de alguna inconformidad que se pudo solucionar”, señaló.

Fuente: periódico cubano