El sistema de compras electrónicas del Gobierno federal, denominado Compranet, que alojaba millones de procedimientos de licitación y adjudicaciones directas que datan de años, dejó de funcionar desde el viernes pasado.

Aunque, de acuerdo con información recabada por 24 HORAS, desde al menos hace una semana se presentaron fallas en la plataforma, hasta su salida total de operación.

Compranet es gestionada por la Unidad de Contrataciones Públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y vigilada por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Al tratar de ingresar, tanto para usuarios registrados –es decir, empresas o particulares que participan en un proceso de contratación pública– como para ciudadanos que deseen dar seguimiento a las compras del Gobierno federal y de las entidades, el mensaje era de la suspensión del servicio, sin fecha para su reinstalación.

“Les informamos que por causas ajenas a esta dependencia y al desempeño de la plataforma de CompraNet, a partir de las 16:00 horas del viernes 15 de julio de 2022, se suscitaron fallas técnicas en la infraestructura que hospeda dicha plataforma, limitando con ello su operación, por lo antes descrito, se suspende temporalmente hasta nuevo aviso el uso de Compranet, lo que se informará para el inicio o reanudación de los actos y procedimientos de contratación”.

Hasta la última actualización, la plataforma tenía inscritas a 250 mil empresas, 5 mil 400 unidades compradoras en los tres órdenes de Gobierno y 19 mil servidores públicos, encargados de adquisiciones, con la posibilidad de iniciar procedimientos de licitaciones de manera electrónica, mixta o presencial.

Compranet tiene una antigüedad de 22 años y durante el cierre por la pandemia de Covid-19, la mayoría de contrataciones públicas se realizaron mediante la modalidad electrónica sin que, a la fecha, hubiera quejas de las empresas.

Asimismo, sirve como acceso a millones de datos, desde años atrás, de los procedimientos de contratación. Se trata de una especie de biblioteca digital, con expedientes, contratos, datos de unidades compradoras, proveedores, cuyo principal objetivo era la transparencia de las compras públicas.

Hasta ahora, las autoridades no han informado si se trata de un mantenimiento, un ataque cibernético u otra situación. Y se desconoce el procedimiento que están siguiendo los gobiernos para sus contrataciones y si las compras que estaban en marcha quedaron suspendidas o se les avisará a los ganadores de las licitaciones y contratos por otras vías, como presencial, correo electrónico o teléfono.

Fuente: 24 horas