De acuerdo con reportes de las autoridades de Michoacán, se registra que, tan sólo el 18 de julio, 12 personas fueron asesinadas en diferentes ataques perpetrados por presuntos sicarios en cinco municipios del estado.

Uno de éstos fue el reportado en la demarcación de Cojumatlán, donde una balacera dejó a tres hombres muertos y dos mujeres lesionadas en el bar El Retén de Lupita, ubicado en la carretera Cojumatlán-Sahuayo.

Tras perpetrar el ataque, los agresores huyeron del lugar; hasta el momento se desconoce el posible móvil del ataque. En tanto, las víctimas mortales fueron identificadas como Juan Manuel M., de 33 años; Ricardo B. de 28 e Iván A. de 38.

Por otra parte, a 40 kilómetros de Cojumatlán, se reportó el hallazgo de cuatro cuerpos (tres masculinos y una fémina) encobijados, con signos de tortura e impactos por arma de fuego en el tramo carretero que une a los municipios de Villamar y Jiquilpan.

Según reportes extraoficiales, fueron automovilistas quienes informaron de la presencia de “varios bultos apilados” en dicha vialidad, a la altura del poblado de Emiliano Zapata durante la tarde del lunes pasado.

Tres personas murieron y otras dos resultaron heridas tras el ataque armado en un bar de Cojumatlán. (Foto: Facebook Noti-Michoacán)

Más adelante del macabro descubrimiento, en el municipio de Jiquilpan, vecinos de la tenencia de Francisco Sarabia reportaron la posible ejecución de un hombre con impactos de proyectil de arma de fuego.

Al lugar arribaron agentes de seguridad y peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes constataron la identidad de la víctima – cuyo cuerpo yacía tirado en la banqueta – como Mario N, de 26 años y el cual era habitante de la zona.

Cabe señalar que, con dicho homicidio, sumarían tres los asesinatos en la cabecera municipal en lo que va de julio: dos de ellos suscitados en el poblado de Francisco Sarabia y uno más en la carretera Jiquilpan-Jacona.

En otro punto de Michoacán, precisamente en Cuitzeo, hombres armados abrieron fuego contra un varón y una mujer en las inmediaciones del pueblo de San Juan Tararameo, próximo de la ribera del Lago de Cuitzeo.

Información extraoficial señala que fueron habitantes de la zona quienes dieron aviso del hallazgo de ambas víctimas: de ellas (el masculino) presentaba una soga atada al cuello, detallaron las fuentes.

Michoacán figura como uno de los seis estados de la República con más homicidios dolosos. (FOTO: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN /CUARTOSCURO.COM)

Finalmente, autoridades comunicaron la localización de los cuerpos de dos hombres con huella de tortura e impactos de bala en la colonia Vista Bella, de la capital michoacana, Morelia.

En lo que va del año, la entidad gobernada por Alfredo Ramírez Bedolla ha acumulado mil 432 asesinatos violentos, los cuales, se presume, estarían relacionados con actividades delictivas de los cárteles que operan en la entidad.

Aunque la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) reconoció – para el corte de junio – que el estado había registrado un descenso en los homicidios dolosos, la ola de violencia aún suma víctimas a la lista negra.

Simplemente, el pasado 15 de julio, la Fiscalía estatal procesó el descubrimiento de cuatro cadáveres y dos cráneos, localizados en un cerro del municipio de Zamora; los restos, indicó, presentaban un nivel avanzado de descomposición.

Aunado a éste, elementos del órgano también hallaron tres cadáveres más: dos del sexo masculino, pero el tercero se desconoció si era hombre o mujer en razón del estado putrefacto en que fue localizado.

Con información de EFE