La mariposa monarca, capaz de recorrer de miles de kilómetros cada año, entró en la Lista Roja de especies en peligro a raíz del cambio climático y la destrucción de su hábitat, reportó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La población autóctona, conocida por sus migraciones desde México y California en invierno hacia zonas de reproducción estival en Estados Unidos y Canadá, disminuyó entre 22% y 72% durante la última década, explicó la UICN en un comunicado.

La mariposa monarca en peligro de extinción

La mariposa monarca migratoria en peligro de extinción es una subespecie de la mariposa monarca (Danaus plexippus).

De acuerdo con la UICN, ahora la especie se clasifica en la categoría cuatro de ocho de mayor riesgo, es decir: “En Peligro”. La clasificación va desde: Datos Insuficientes, Preocupación Menor, Casi Amenazada, Vulnerable, En Peligro, En Peligro Crítico, Extinto en Estado Silvestre y Extinto.

La UICN reporta entre las principales casusas la tala legal e ilegal y la deforestación para hacer espacio para la agricultura y el desarrollo urbano ya han destruido áreas sustanciales del refugio invernal de las mariposas en México y California.

Además, los pesticidas y herbicidas utilizados en la agricultura intensiva en toda la cordillera matan mariposas y algodoncillo, la planta huésped que se alimentan las larvas de la mariposa monarca.

De igual forma, el cambio climático ha impactado significativamente a la mariposa monarca migratoria y es una amenaza de rápido crecimiento; la sequía limita el crecimiento del algodoncillo y aumenta la frecuencia de incendios forestales catastróficos, las temperaturas extremas desencadenan migraciones más tempranas antes de que el algodoncillo esté disponible, mientras que el clima severo ha matado a millones de mariposas.

Una drástica reducción

La población occidental está en mayor riesgo de extinción, ya que se redujo en un 99.9 %, de 10 millones a 1914 mariposas entre la década de 1980 y 2021. La población oriental más grande también se redujo en un 84 % entre 1996 y 2014.

“Es difícil ver a las mariposas monarca y su extraordinaria migración tambalearse al borde del colapso, pero hay señales de esperanza. Muchas personas y organizaciones se han unido para tratar de proteger esta mariposa y sus hábitats. Desde plantar algodoncillo nativo y reducir el uso de pesticidas hasta apoyar la protección de los sitios de hibernación y contribuir a la ciencia comunitaria, todos tenemos un papel que desempeñar para asegurarnos de que este insecto icónico se recupere por completo”, dijo Anna Walker, miembro de la UICN SSC Butterfly y el Grupo de Especialistas en Polillas y Oficial de Supervivencia de Especies en la Sociedad de Bioparques de Nuevo México, quien dirigió la evaluación de la mariposa monarca.

Con información de AFP