Por Abiud Hernández Leyva

-La pelea del T-MEC.
-Alito, debajo de la tierra …
-MORENA, la nueva política del país.

El conflicto sigue sobre la mesa entre Canadá y Estados Unidos contra México sobre los hidrocarburos. Después de la conversación de AMLO con BIDEN en la Casa Blanca, dónde fiel a la política exterior, Estados Unidos obligó a México a comprar Fertilizante, ahora nuestro primer mandatario se la regresa haciendo mofa de un tratado internacional desde la mañanera con la canción de Chico Che.

Absolutamente nada que ver en este tema, pero que sigue siendo la fiel expresión desde la tribuna de Palacio Nacional de lo que es la 4T. Recordemos que seguiremos siendo el patio trasero de Estados Unidos y que este tipo de acciones cada día traerán más problemas al país. Ahora con esta acción si nuestro país, pierde la controversia, las empresas tendrán pérdidas, puntos que no ve el presidente ya que solo se redirecciona a tener ocupado al país en temas que actúan como cortinas de humo ante la triste realidad de México. A lo que voy es que se podrán tener reacciones en temas de aranceles que después de una pandemia seria la tumba para las empresas mexicanas. Hoy se necesita un buen negociador ante los caprichos del presidente y al parecer en ese papel está Marcelo Ebrard, quien si logra salvarlo tendrá un gran pendiente con él que podría pedírselo en la cartera para la elección presidencial del 2024.

Ante el martes del Jaguar por parte de la Gobernadora Layda Sansores, el aún presidente del PRI, Alejandro Moreno, sigue siendo pisoteado y escupido en el suelo por el montón de actores políticos de Morena, quienes han logrado poner en el ambiente público cada uno de los audios que han sido expuestos por el programa de Layda. Y esta acción se refleja con tintes netamente políticos para destruir al PRI desde su cabecera que hoy es lo peor que le ha pasado, tener un militante que no deja la presidencia del partido a pesar de la guerra y la madrina que les están poniendo. En su actuar Morena está jugando sus carta y está desacreditando a quien no se ha alineado ante la necesidad de cambiar la política en el país. Dentro del PRI, se necesita renovar y cambiar la estrategia por qué a nivel nacional el round se acabó por este año. En el 2023 tiene dos gubernaturas que buscará ganar ante un aplastante país que se está vistiendo de guinda. Así que si usted es priísta de corazón, tome una vacaciones por qué ahora es muy difícil que lo grite a los cuatro vientos.

El Movimiento de Regeneración Nacional, sigue sumando militantes y actores políticos, hoy su fuerza sigue creciendo ante su líder Andrés Manuel López Obrador, que mantiene el aprecio de muchos mexicanos que creen en él. Ahora con casi la totalidad de Gobernadores de Morena, el presidente se prepara para la elección presidencial donde buscará que su sucesor o sucesora siga con la 4t, para quedar en la historia como un presidente con los número más altos en el tema electoral que será difícil que sea desbancado por algunos sexenios por las nuevas figuras políticas. Y solo tienen un error aún no tienen esa organización de partido sigue siendo la ley del solo una persona quien decide las cosas. Muchos funcionarios de gobierno solo aplauden y no cuestionan, así es su estrategia, no morder la mano de quién les da de comer. Pero es bien cierto que hoy en México políticamente es Morena y nadie más.