A la edad de 83 años, Paul Sorvino, el icónico actor de Paulie Cicero el  policía de ‘Goodfellas’ y el sargento de policía de Nueva York ,Phil Cerretta en ‘La ley y el orden ‘ ha abandonado este mundo.

“Nuestros corazones están rotos, nunca habrá otro Paul Sorvino, fue el amor de mi vida y uno de los mejores artistas que jamás haya aparecido en la pantalla y el escenario” señaló Dee Dee Sorvino, su esposa, en un comunicado. 

Según su publicista, Sorvino falleció por causas naturales mientras estaba internado en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida. Su esposa lo acompañó en sus últimos momentos.

El actor nació en 1939, en Brooklyn,  sus pasiones siempre estuvieron en el arte y asistió a la Musical and Dramatic Academy en Nueva York donde conoció el teatro. Fue en 1964 cuando tuvo su debut en Broadway, con Bajour.

Sus éxitos no pararon pues se convirtió en un chico malo  gracias a la naturalidad con la que interpretaba estos papeles como en Rocketeer: El hombre cohete, dando vida al  jefe de la mafia Eddie Valentine y también fue un justiciero con alrededor de 20 papeles, interpretando a oficiales de la ley con títulos como detective, capitán o jefe.

En cinco décadas de carrera, Paul Sorvino sumó más de 100 apariciones como actor en cine y televisión.

El actor también desarrolló una faceta como cantante de ópera. «La mayoría de la gente cree que soy un gánster o un policía, pero en realidad soy un escultor, un pintor o un escritor», dijo en una entrevista de 2014 con Orlando Weekly.  

«Aparentemente tengo uno don para interpretar ese tipo de papeles», agregó.

Su última aparición en la pantalla tuvo lugar en en 2019. Interpretó a un senador corrupto en «Bienvenidos a Acapulco», una comedia de espías, y al jefe del crimen Frank Costello en la serie de Epix «El padrino de Harlem».

Además de su legado en la pantalla Sorvino deja a su esposa tres hijos y sus 5 nietos.

A través de redes sociales, su hija Mira se despidió. “Ha fallecido mi padre el gran Paul Sorvino. Mi corazón está desgarrado: una vida de amor, alegría y sabiduría con él ha terminado. Era el padre más maravilloso. Lo amo tanto. Te envío amor en las estrellas papá mientras asciendes”.

Fuente: 24 horas