La Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central), anunció este martes la cuarta alza consecutiva de sus tasas de interés, en 0,75 puntos porcentuales, para llevarlas a 2.25-2.50%, y prevé continuar este movimiento ante una inflación que sigue alta.

«Los recientes indicadores de gastos (de consumo) y producción se moderaron. Pero la creación de empleo siguió robusta en los últimos meses, y la tasa de desempleo sigue baja», resumió el banco central al anunciar su decisión sobre los tipos de interés, en un comunicado publicado al final de la reunión de su comité de política monetaria (FOMC) iniciada el martes.

Se trata de la cuarta alza consecutiva de las tasas directrices del organismo: un cuarto de punto fue lo que subieron en marzo, medio punto en mayo, y tres cuartos de punto porcentual en junio, hasta entonces el mayor incremento desde 1994.

El FOMC «anticipa que nuevos incrementos de tasas directrices serán apropiados», precisa el comunicado, en el que señala que el organismo permanece «muy atento» a los riesgos inflacionarios.

La decisión fue adoptada unánimemente por los 12 integrantes del FOMC con derecho a voto, en una reunión que por primera vez desde 2013 tuvo a todos los miembros de este organismo de la Fed reunidos, sin faltas.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dará una rueda de prensa a las 18H30 GMT.

Fuente: AFP