El presidente Vladimir Putin requirió atención médica de emergencia el pasado fin de semana tras quejarse de “náuseas severas”, según reportes de un canal de Telegram citado por la prensa internacional. 

La emergencia médica duró unas tres horas e incluso se tuvo que llamar a un equipo adicional de médicos para tratar a mandatario ruso, informó el canal ruso de Telegram General SVR, adjudicado a un exgeneral del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR), que utiliza el seudónimo de ‘Viktor Mikhailovich’. 

«Putin se quejó de fuertes náuseas. Veinte minutos después, se llamó a un equipo adicional de médicos con los médicos tratantes del presidente. Se sabe que los médicos brindaron asistencia y estuvieron cerca de Putin durante tres horas, y después de que el estado del presidente mejoró, se retiraron”, indicó el canal. 

Previamente, el canal también afirmó que en las próximas semanas el jefe del Kremlin “será reemplazado por un doble” e incluso que el Kremlin recurriría a tecnología “deepfake” para los próximos eventos del gobernante. 

La salud del líder ruso ha sido motivo de especulaciones desde que Moscú lanzó la invasión a Ucrania, adjudicándole padecimientos como cáncer terminal y hasta mal de Parkinson. 

Algunas autoridades ucranianas incluso han dado por hecho que Putin está enfermo de muerte, pero el Kremlin lo ha refutado. 

Recientemente, el jefe de las fuerzas armadas británicas calificó los rumores de meras «ilusiones» y aseguró que el presidente ruso goza de plenas facultades para ejercer el poder, sin visos de un supuesto cambio de régimen en Moscú. 

Con información de Excélsior