La diputada federal, Melissa Vargas aseguró que no sancionar las armas de fuego “hechizas”, “caseras” o “artesanales”, es dejar una puerta abierta para que los abogados defensores que dominen el tema puedan interrogar, debatir y argumentar, así como generar la “duda razonable dentro del juzgador”; porque la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos no contempla en ninguno de sus artículos ese tipo.

Además, precisó que, a diferencia de otros ordenamientos legales, es necesario mencionar que dicha legislación no cuenta con un glosario que permita establecer un criterio homologado para definir conceptos básicos dentro de la materia, por ejemplo, la definición de arma de fuego.

La integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI) explicó que hay autores que en sus obras bibliográficas mencionan esas armas de fuego con esas definiciones, pero la problemática es que al tratar de adecuarlas a alguno de los supuestos que menciona el ordenamiento legal federal de México, no es posible encontrarlo.

Indicó que los autores son muy específicos al mencionar en sus artículos: revólveres, pistolas, fusiles, mosquetones, carabinas, tercerolas, sub-ametralladoras, metralletas y ametralladoras, escopetas, lanzagases, granadas, submarinos, sables, lanzas, pero ninguno menciona armas de fuego “hechizas”, “caseras”, “artesanales”.

En ese sentido, Vargas Camacho dijo que la portación de este tipo de artefactos debe ser penalizado igual que las armas de fuego convencionales ya que la fabricación, transportación o manipulación pueden herir a quien las usa o a cualquier persona a su alrededor y causar la muerte.

Con estos argumentos, la diputada federal propone reformar y adicionar todas las armas elaboradas con materiales que no hayan sido diseñadas para un arma de fuego, ya que estas implican un gran peligro para nuestra sociedad, debido a que son utilizadas en delitos, feminicidios y homicidios.

Puntualizó que es prioridad reformar la Ley federal de Armas de Fuego y Explosivos, ya que al no regular las armas mencionadas se ocasiona que el delito quede impune.

Aseguró que al agregar este tipo de armas “hechizas” a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, se podrá castigar a quien las fabrique, porte, trafique y a quienes cometan algún feminicidio, homicidio, o asalto a mano armada.