La Fiscalía en Barcelona solicitó más de ocho años de cárcel y una multa de cerca de 24 millones de euros (24,5 millones de dólares) para la estrella colombiana Shakira , acusada de defraudar 14,5 millones de euros al fisco español entre 2012 y 2014.

El documento con las duras penas fue presentado este viernes por la Fiscalía provincial de Barcelona luego de que el miércoles la cantante, que se declara inocente, rechazando un pacto con el ministerio público y dijera estar dispuesta a ir a juicio.

Ahora la Audiencia de Barcelona debe pronunciarse sobre si abre finalmente juicio oral a la artista de 45 años, que podría llegar a un pacto con la Fiscalía hasta el último momento.

El desentendimiento entre las partes es, sin embargo, casi total por ahora. En su escrito, la Fiscalía acusa a Shakira de haber servido de un «entramado societario» creado ya años antes para no tributar en España en los ejercicios de 2012, 2013 y 2014, pese a que ya residía en el país más de los 183 días al año que estipula la ley.

Por ello, pide para la cantante penas de más de ocho años de cárcel y el pago de una multa de casi 24 millones de euros.

El escrito llega dos días después de que los abogados del cantante anunciaran que habían rechazado un pacto con la Fiscalía y que pretendían ir a juicio.

«Con el pleno convencimiento de su inocencia (…) Shakira no acepta un acuerdo» con la Fiscalía y «decide seguir adelante» con el proceso, señalando a sus representantes legales en un comunicado en Barcelona, ​​donde reside la cantante, quien se mostró confiada en «que la justicia le dara la razon».

Denunciando «un total atropello a sus derechos», Shakira afirmó en el comunicado que «la fiscalía se ha empeñado en recaudar el dinero devengado en [sus] giras internacionales y en ‘The Voice’», el programa televisivo estadounidense en el que fue jueza , en un período en el que «aún no era residente en España».

Shakira no reconoce deuda alguna:

La intérprete de «Waka Waka» o «Hips don’t lie» registró que pagó 17,2 millones de euros (17,4 millones de dólares) que le reclamaba el fisco y, por tanto, consideró que «no existe ninguna deuda pendiente con hacienda».

La artista ha manifestado siempre haber actuado siguiendo el criterio y las recomendaciones precisas de sus asesores.

Según la acusación, sin embargo, Shakira vivía en España desde al menos el ejercicio fiscal de 2012, poco después de que se hizo pública su relación con el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué, pero mantuvo hasta 2015 su residencia fiscal en las islas Bahamas, considerado un paraíso fiscal.

La pareja, que tiene dos hijos, anunció su separación en junio pasado.

La estrella declaró como imputada por este caso en junio de 2019 ante un juzgado en las afueras de Barcelona, ​​donde esquivó a las decenas de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión que la esperaban, entrando y saliendo por un garaje contiguo donde había alquilado una plaza de aparcamiento.

En mayo pasado, un tribunal en Barcelona desestimó un recurso interpuesto por Isabel Mebarak Ripoll, nombre completo de la artista, quien solicitó el archivo de la investigación.

Shakira apareció en los llamados Pandora Papers, una amplia investigación de millones de documentos filtrados publicados en 2021 por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que pensó a centenares de personalidades de haber recurrido a paraísos fiscales, principalmente para evadir al fisco.

Fuente: AFP