Max Verstappen gana el Gran Premio de Hungría tras arrancar en el lugar 11 e infinidad de situaciones durante las 70 vueltas en Hungaroring y se va de vacaciones con una gran ventaja en el campeonato de pilotos.

Un circuito en el que sorpresivamente Russell puso su auto en la pole position y arrancó manteniendo la posición ante el acecho de los dos Ferrari, mientras Red Bull tuvo a sus pilotos hasta la posición 10 y 11.

La estrategia de la escudería alemana fue sacar la mayor ventaja desde un inicio con un juego de neumáticos blandos y le salió bastante bien, aunque el desgaste rápido de estas gomas provocó que la escudería italiana se mantuviera cerca con sus dos autos.

En tanto, los Red Bull adelantaban a los autos del resto de los equipos para dar alcance a los líderes, que de a poco se alejaban.

Mientras la amenaza de lluvia se mantuvo durante toda la carrera, Mercedes no pudo ante los embates de Ferrari y Leclerc se hizo del liderato durante algunas vueltas marcando el ritmo de carrera que parecía nadie lo iba a alcanzar, pero una decisión de su equipo sepultó sus aspiraciones: el cambio a neumáticos duros al igual que para Sainz, los hizo correr más lento y perder posiciones.

Fue entonces que nuevamente Mercedes se apropió de la punta con Russell, mientras Hamilton se acercó a los tres primeros, sin embargo, el factor Verstappen nunca se puede dar por olvidado, del neerlandés, ya con un ritmo muy bueno, terminó por adelantar a Russell para no soltar más el liderato.

Checo, por su parte, hizo lo que pudo en medio de una batalla en la que no pudo registrar los mejores tiempos y la sorpresa de los Mercedes mejorando, le hizo enfocarse en puntuar lo más alto posible.

Al final, Verstappen volvió a imponer su ley, mientras Hamilton, como en su mejores momentos, terminó segundo, tras una carrera en la que no dejó de apretar. Por su parte, Russell completó el podio, nuevamente Mercedes con sus dos pilotos arriba por segunda vez en la temporada, y de manera consecutiva.

Ferrari se conformó con un cuarto lugar de Sainz y sexto de Leclerc, quien no tuvo tiempo para pasar a Checo que arribó en la quinta posición, lo que le sirvió para mantener la tercera plaza del campeonato de pilotos.

Será un mes de ausencia de la Máxima Categoría del Automovilismo para descansar y planear la segunda parte del año, donde cualquier error costará demasiado.

De momento, Red Bull se va tranquilo, mientras Ferrari con más interrogantes que nunca para dar vuelta a una situación que la misma escudería ha propiciado.

Fuente: AFP