Con 2 mil 331 personas asesinadas, julio cerró como el segundo mes más violento de 2022, debajo de mayo cuando se reportaron 2 mil 472, de acuerdo con los datos preliminares del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La cifra representa un incremento de 2% en relación con los asesinatos dolosos de junio, contabilizados en 2 mil 289 casos, según los datos del informe Víctimas reportadas por delito de homicidio (Fiscalías Estatales y Dependencias Federales).

El mes pasado, Guanajuato fue nuevamente la entidad más violenta, con un total de 295 personas asesinadas; mientras que en la Ciudad de México los homicidios dolosos se incrementaron de 47 casos en junio a 64 el mes pasado, 36 por ciento más entre cada periodo.

Domingo violento

Julio concluyó con 226 personas asesinadas durante el fin de semana, del viernes 29 al domingo 31, de los cuales 92 casos se cometieron el último día del mes.

Particularmente, el domingo 31 de julio registró 92 asesinatos, de los cuales 16 ocurrieron en Chihuahua, la mayor cantidad de personas asesinadas durante el fin de semana, seguida de Nuevo León con 10 homicidios dolosos registrados.

El sábado 30 de julio Guanajuato fue la entidad más violenta con 13 personas asesinadas; mientras que el viernes 29, en Zacatecas fueron asesinadas 9 personas, las entidades más violentas esos días.

Durante el fin de semana, nuevamente Guanajuato se ubicó como la entidad con más homicidios dolosos, con un total de 28 casos, seguida de Chihuahua con 27, Baja California con 19, Nuevo León con 17 y Oaxaca con 16 víctimas de homicidio doloso.

Entre el viernes 29 y el domingo 31 de julio en Estado de México se reportaron 15 asesinatos, mientras que en Michoacán fueron 14 casos, en Chiapas fueron 12 víctimas; en Morelia y Zacatecas se reportaron 11 casos, por entidad; mientras que en la Ciudad de México y Sonora hubo 8 homicidios dolosos, por entidad.

Durante el pasado fin de semana en Jalisco se cometieron siete homicidios dolosos; en Quintana Roo y Sinaloa hubo cinco casos por entidad; en Veracruz fueron cuatro y en Nayarit tres asesinatos.

Con información de Excélsior