El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que con las medidas del plan contra la inflación, México va a la vanguardia, ya que con estas medidas se garantiza que haya control en el aumento de precios. 

En La Mañanera desde Palacio Nacional, el Presidente ratificó que las decisiones que se están tomando están a tiempo y que fue acertado destinar un subsidio para que no aumentara el precio de las gasolinas.

El mandatario recordó que en gobierno anteriores había gasolinazos y que aunque pareciera increíble se llegó a decir que la gente no se preocupara, que no había efectos negativos en la economía porque no todos tenían automóviles.  

«Con esa concepción aunque parezca increíble se gobernaba, cuando la sabiduría popular nos enseña que cuando aumenta la gasolina aumenta todo, por eso también decidimos no aumentos de impuestos, porque además de que el aumento del impuesto incrementa los precios se aprovechan algunos distribuidores, no todos y si hay un aumento de impuesto del cinco por ciento ellos aprovechan para incrementar el precio de sus mercancías en 10 o 15 por ciento».  

Tras lo anterior, López Obrador afirmó que si no se hubiesen aplicado estas medidas, habrían aumentado más la tasa de interés, se desplomaría y habría crisis en el consumo, hay menos crecimiento, menos compra menos ingresos para la Hacienda Pública y menos poder adquisitivo.

«Ese ejemplo del promedio del salario de 9 mil a 8 mil, podrán decir mil pesos pero para la mayoría del pueblo es bastante. Lo que se les está transfiriendo lo que se están ahorrando lo que significa la protección».

Fuente: Milenio