Insistiendo en que ya no es al época de los dedazos, este miércoles el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador dijo que no habrá de decantarse por ninguna de sus “corcholatas” de cara al 2024.

Tras la elección de Morena del fin de semana, el tabasqueño insistió en que la política no tiene nada que ver con el ego, corrupción e hipocresía, así como las ambiciones particulares.

Dijo que si una persona quiere dedicarse a la política debe entender que es un encargo al cual debe de cumplirse con integridad y deje de pensar en que en la política la gente es tonta, porque no lo es, “no cualquiera puede y sino lo se le tiene amor y respeto al pueblo, menos”, sostuvo.

Dijo que contrario a antes que los gobiernos eran oligarquía donde los políticos tenían el andamiaje de la manipulación estructurado.

También aclaró que lo que dijo de Martí Batres solo se refería a que es una persona que ha trabado por años en el distrito en el que ganó la elección a consejero de Morena, más no así porque lo esté “apadrinando” como, reiteró, sucedió en el partido que controla Claudio X González, precisó.