En el primer trimestre del 2022 se efectuaron alrededor de 1,019 millones de operaciones con tarjetas de crédito y débito; el 21.3% de estas fueron a través del comercio electrónico, es decir, 217 millones de operaciones. Específicamente con tarjeta de crédito, se realizaron 224 millones de operaciones totales de las cuales el 29.2%, correspondieron a comercio electrónico, prácticamente una tercera parte.

Permanece la preferencia por usar la tarjeta de débito, ya que, de los 217 millones de operaciones, esta tarjeta representó el 69.9% (151 millones de operaciones) por un importe de 70 mil 378 millones de pesos; mientras que con la tarjeta de crédito el número de
operaciones fue por 65 millones con un monto de 72 mil 536 millones de pesos.

Por cada operación en internet con tarjeta de crédito, se efectúan 2.3 con tarjeta de débito; no obstante, al considerar el gasto se tiene una proporción muy similar entre ambos tipos de tarjetas, ya que usualmente las compras a crédito suelen ser de mayor cuantía.

El gasto promedio que se efectuó en cada compra de comercio electrónico, para la tarjeta de crédito, fue de 1,112 pesos y para la de débito, por 465 pesos, lo que indica todavía que para compras pequeñas el uso es preferentemente con recursos propios y para compras de mayor cuantía, se aprovecha el crédito otorgado por las entidades financieras.

En este sentido, en comparación con el primer trimestre del 2021, es la tarjeta de crédito la que presentó un mayor incremento en el número de sus operaciones, con el 11% y un 30% en su monto; mientras que las compras con tarjeta de débito aumentaron 9% y 24%, respectivamente.

En el primer trimestre del 2022, los tarjetahabientes solicitaron autorización para alrededor de 345 millones de compras en comercio electrónico, utilizando ambos medios de pago; el 62.7% finalizó en un movimiento autorizado por parte de la institución emisora de la tarjeta, es decir, 217 millones de operaciones, de las cuales, solo el 0.41% derivó en un contra-cargo o reclamación por parte del titular de la tarjeta, al no reconocer la operación o el monto de la misma.

En cuanto a participación en las operaciones, continúan siendo dos instituciones las predominantes, representando alrededor del 63.5% del total, estas son BBVA y Banamex:

En el periodo analizado, el porcentaje de autorización se redujo, en el caso de la tarjeta de crédito a 67%, mientras que en las de débito fue del 61%.

Para las compras con tarjeta de crédito, 15 instituciones autorizaron más de la mitad de las solicitudes, y en el caso de la tarjeta de débito fueron 12. Cabe destacar que Banamex tiene el porcentaje más alto de autorización para ambas tarjetas.

Algunas de las causas que pudieran explicar el porcentaje de rechazo o por qué no se acepta una compra en línea, y desde el punto de vista de los usuarios son:

  • Se rechazó la tarjeta sin explicar la razón por parte de la institución emisora
  • La institución rechaza el movimiento por ser inusual
  • Se abandona la compra porque era necesario comunicarse con la institución emisora de la tarjeta para aprobar la operación
  • Se abandona la compra porque rechazaron la forma de pago
  • Después de varios intentos se paga con una tarjeta de una institución distinta
  • Diferentes medidas de seguridad entre los emisores

Si consideramos el lado de la entidad emisora, algunas de las razones para que no sea autorizada una compra en internet, pueden ser porque:

  • La información de la tarjeta es errónea
  • La tarjeta se encuentra expirada
  • El crédito disponible o los fondos no son suficientes para cubrir el importe de la compra
  • Por medidas de seguridad la institución bloqueo esa compra por tratarse de un movimiento irregular o extraño

En el Micrositio de Comercio Electrónico que la CONDUSEF pone a disposición del público en https://www.condusef.gob.mx/?p=comercio-electronico, se encuentran disponibles las cifras estadísticas sobre las transacciones realizadas en internet, con una tarjeta de crédito o débito, desde el 2015 hasta el primer trimestre del 2022.

No se debe olvidar que cuando se realiza una compra en Internet es importante tomar en cuenta ciertas medidas de seguridad, como las siguientes:

Antes de comprar

  • Acércate a la institución emisora de la tarjeta y solicita activar las alertas en tu teléfono cuando se efectúa un movimiento, de esta forma podrás estar enterado de las compras que se realizan prácticamente de forma inmediata y en caso de cargos que no reconozcas pedir el bloqueo de tu tarjeta.
  • Infórmate sobre los tipos de fraude para que puedas identificarlos en caso de que en alguna página web quieran hacerte víctima. Para conocer cómo operan los diferentes tipos de fraude puedes visitar el Portal de Fraudes en https://phpapps.condusef.gob.mx/fraudes_financieros/index.php
  • Evita el acceso a ofertas que lleguen vía correo electrónico, ya que pueden llevar a lugares no seguros. En su lugar, entra directamente a la página del comercio.
  • Instala un antivirus en tu equipo de cómputo o teléfono inteligente y mantenlo actualizado.

Durante la compra

  • Comprueba la presencia de un pequeño candado cerrado en la ventana del navegador, antes de introducir los datos de tu tarjeta.
  • Guarda o imprime los comprobantes de pago, así como la confirmación de la compra, ya que los necesitarás en caso de una reclamación o devolución.
  • Cuida tu presupuesto, analiza y compara lo que realmente es necesario comprar.