El sacerdote Teodoro Durán de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de Villa de Agujita, quien ofició la misa para recordar a los 10 mineros atrapados en El Pinabete, pidió que se construya una capilla y un Cristo Minero en memoria de todos los trabajadores del carbón.

El prelado destacó que más que una misa de despedida es en memoria y sobre todo con la esperanza del rescate de los 10 carboneros.

Destacó que, desde las autoridades, la iglesia, los medios de comunicación y otras personas han estado con las familias de los mineros atrapados.

“Siempre hemos estado con ellos buscando siempre esa prioridad del rescate, esa es mi reflexión sobre todo mi invitación para las familias y que no pierdan la fe y la esperanza primeramente Dios que todo lo pude de que van a ser rescatados y entregados”.

Hizo un llamado a las autoridades para que no vuelvan a suceder estas tragedias y que vigilen más este tipo de actividad.

“Si esta mina se cerró en 1980 según me platica gente de Agujita, que ya no se abran por los mismos peligros y que personas ya no vivan a costa de la vida de otros, porque puede ser que esto esté pasando en nuestra región, se enriquecen a base de otros y de las necesidades que tienen muchos mineros porque no hay otra fuente de trabajo”.

Que la clausura de una mina sea para siempre y que nadie en un futuro pueda volver a intentar abrir porque presentan y presentaron riesgo.

“Yo pienso que estamos en un antecedente histórico de 1980 cuando se cerró aquella mina, eso es lo que pido, la vida vale mucho más que el dinero, que el trabajo, que el salario y hay que respetar la vida de cualquier ser humano”.

Con información de Excélsior