Mediante redes sociales la usuaria @cris_n0 compartió un hilo en el que se documenta cómo las obras podrían estar afectando algunas de las cuevas que se encuentran abajo. Estas son conocidas por ser bebederos naturales. 

De acuerdo a la información estos clips fueron grabados en el tramo 5 sur y en la narración se puede escuchar que hay una maquina que provoca un crujido en el terreno. 

«No sabemos cómo va a pasar un tren a 160 kilómetros por hora sin colapsar este suelo, lo acabamos de vivir, ¿el crujido era el suelo o los árboles? Yo escuché que era como la roca”, dice la tuitera. 

En los videos compartidos hace un llamado a Fonatur para parar las obras.