El nuevo Gobernador de Hidalgo, Julio Ramón Menchaca Salazaraseguró durante su toma de protesta, que el sistema por el que el duró el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por más de 90 años, se ha ido “para siempre”.

“Después de 93 años, la ciudadanía hidalguense decidió, de manera libre y democrática, hacer un cambio de rumbo: un cambio para terminar con las malas prácticas de un sistema que ya se fue para siempre”, dijo el mandatario estatal.

Julio Menchaca prometió que durante su mandato se erradicará la corrupción y la impunidad, haciendo una entrega justa a la población de los recursos públicos; así como el inicio del desmantelamiento de abusos por el sistema político hidalguense que “ha lastimado a todos”.

Además afirmó que, a partir de este lunes, día en que se llevó a cabo su investidura como Gobernador de Hidalgo, inicia la escritura de “un nuevo capítulo” en la vida pública del estado, destacada principalmente por su alternancia en el partido gobernante.

“La esperanza venció a la imposición: Hidalgo ya inició la transformación”, agregó el Gobernador morenista.

Sin embargo, también recordó que la Historia del estado no puede ser cambiada por una persona, por lo que invitó a los demás actores políticos y a la ciudadanía de la entidad para que sumaran sus esfuerzos.

Durante la toma de protesta de Julio Menchaca Salazar estuvieron los secretarios de Gobernación, de Relaciones Exteriores, y de Seguridad Pública y Protección Ciudadana: Adán Augusto López, Marcelo Ebrard y Rosa Icela Rodríguez respectivamente.

Asimismo, estuvieron Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, y Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.