La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que “Kay” se degradó en tierra a tormenta tropical y se ubica a 50 kilómetros al este de Punta Eugenia, Baja California Sur.

Tiene vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (km/h) y rachas 130 km/h y se desplaza hacia el nor-noroeste a 22 km/h. Kay seguirá moviéndose sobre la línea de costa y gradualmente se internará en aguas del Océano Pacífico, detalló la Conagua.  

El meteoro tocó tierra sobre la línea de costa en Bahía Asunción del municipio de Mulegé, Baja California Sur, donde sus bandas nubosas han ocasionado crecidas de arroyos, derribo de postes y árboles, así como severas inundaciones.

En la comunidad asentada a lo largo del rio Mulegé, muchas casas están a punto de ser cubiertas por el nivel del agua. Lamentablemente la situación se agrava, pues continuará lloviendo al menos durante este viernes y sábado.

La Conagua señaló que durante las próximas horas “Kay” mantendrá lluvias puntuales extraordinarias (mayores a 250 milímetros [mm]) en regiones de Baja California y Baja California Sur; intensas (de 75 a 150 mm) en la costa de Sonora; muy fuertes (de 50 a 75 mm) en el norte de Sinaloa; fuertes (de 25 a 50) en zonas de Durango e intervalos de chubascos (de 5 a 25 mm) en Chihuahua.

Otras de las afectaciones que esta ocasionado “Kay” es la interrupción del flujo vehicular en carreteras de los municipios de Loreto y Mulegé por la crecida de arroyos y deslave de cerros.

El gobernador del estado Víctor Castro Cosío se trasladará al norte del estado este viernes, a fin de realizar una evaluación de los daños en las comunidades más afectadas.

El Campo pesquero el Dátil también resulto inundado y parcialmente destruido.

Hasta este momento van 23 mil usuarios de CFE afectados, de estos el 30% ya cuenta con energía eléctrica.

El gobernador confirmó que este jueves y viernes continuarán suspendidas las clases en todo el estado hasta el próximo lunes, mientras que los trabajadores burócratas reanudarán actividades es partir de este viernes.