En México se estima que 22.1 millones de personas mayores de 18 años fueron víctimas de la delincuencia en 2021, lo que implicó casi un millón de víctimas adicionales con respecto a la valoración de 2020, reveló este jueves la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2022.

Elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Envipe mostró que durante el 2021 se cometieron 28.1 millones de delitos, asociados a 22.1 millones de víctimas, lo que representó una tasa de concentración de 1.3 delitos por víctima, misma que se reportó en 2020.

El robo o asalto en la calle o en el transporte público fue el que tuvo una mayor concentración respecto al total de los delitos, con 21.4 por ciento; le sigue el fraude con 19.2 por ciento del total de los delitos y la extorsión con 17.5 por ciento.

El Estado de México y la Ciudad de México fueron las entidades federativas que tuvieron las mayores tasas de prevalencia delictiva, con 38.3 y 32.1 por ciento de la población víctimas de delito en dichos estados.

Mientras que Michoacán y Oaxaca tuvieron las menores tasas con 14.1 y 15 por ciento, en ese orden.

Durante 2021, la Envipe estimó un total de 24.9 millones de delitos asociados al dominio urbano, esto representa una tasa de 35 mil 240 delitos por cada 100 mil habitantes. Mientras que en el dominio rural se estimó un total de 3.2 millones de delitos, con una tasa de 15 mil 581 delitos por cada 100 mil habitantes.

Adrián Franco, vicepresidente del Inegi, precisó que el aumento del número de víctimas en 2021 no traza aún una tendencia al alza, ya se verá en los próximos años.

Ciudadanía que no denuncia

En 2021, el 93.2 por ciento de los delitos en México no tuvieron denuncia o la autoridad no abrió carpeta de investigación. Durante 2021, se denunció e inició una carpeta de investigación en 6.8 por ciento del total de los delitos.

Así, el año pasado se denunció 10.1 por ciento de los delitos. De ellos, el Ministerio Público o Fiscalía Estatal inició una carpeta de investigación en 67.3 por ciento de los casos.

Entre las razones de las víctimas para no denunciar delitos ante las autoridades destacan la pérdida de tiempo con 33.5 por ciento y desconfianza en la autoridad con 14.8 por ciento, las cuales responden a causas atribuibles a la autoridad.

Durante la presentación de la Encuesta, Oscar Jaimes, director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia (Inegi), alertó que el elevado porcentaje de delitos que no hubo denuncia ni inicio de investigación persiste con el paso de los años, al mantenerse en tasas de alrededor de 90 por ciento.

Mujeres vulneradas

La incidencia delictiva fue mayor en los hombres que entre las mujeres en México.

Sin embargo, en los delitos sexuales, las mujeres fueron más vulneradas, con una tasa de incidencia de 3 mil 935 por cada 100 mil mujeres, muy superior a los 3 mil 140 delitos estimados en 2020.

Es decir, en 2021 se contabilizaron 10 delitos sexuales cometidos a mujeres por cada delitos cometido a hombres.

El costo nacional estimado a consecuencia de la inseguridad y el delito en México en 2021 representó 1.55 por ciento del PIB nacional, que ascendió a 278.9 mil millones de pesos. Lo cual equivale a un promedio de 7 mil 147 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

En 2021, las pérdidas económicas a consecuencia de haber sido víctima del delito representaron 59.2 por ciento de los costos totales del delito. Por su parte, las medidas preventivas representaron 37.5 por ciento del costo total.

Cae confianza en autoridades

A nivel nacional, 61.2 por ciento de la población de 18 años y más considera la inseguridad como el problema más importante que aqueja hoy en día, seguido del aumento de precios con 39.6 por ciento y el desempleo con 32.1 por ciento.

En cuanto al nivel de confianza en autoridades de seguridad pública, seguridad nacional, procuración e impartición de justicia, 89.6 por ciento de la población de 18 años y más identifica a la Marina como la autoridad que mayor confianza le inspira con mucha o algo, seguida del Ejército con 87.1 por ciento.

Sin embargo, Adrián Franco, vicepresidente del Inegi, sostuvo que en la Envipe 2022 se revela que todas las instituciones relacionadas o que tienen a su cargo la materia de la seguridad pública, procuración e impartición de justicia tuvieron una reducción en la confianza social.

El Ejército, la Guardia Nacional, los jueces, policías estatales, municipales y los ministerios públicos locales, todos ellos tuvieron una reducción en la confianza por parte de la ciudadanía.

Fuente: La Jornada