El funeral de la reina Isabel II de Inglaterra se realizará el lunes 19 de septiembre en la Abadía de Westminster en Londres, confirmó el Palacio de Buckingham.

Será llevada del Palacio de Buckingham a Westminster Hall, en el edificio del Parlamento, el miércoles, donde el ataúd descansará sobre un catafalco.

La reina estará en capilla ardiente durante cuatro días antes de su funeral, tiempo en el que el público podrá despedirse.

Antes de esto, el cuerpo de la reina estará en la Catedral de St Giles en Edimburgo, durante 24 horas a partir del lunes 12 de septiembre, con personas que podrán presentar sus respetos.

Detalles del traslado

Su familia, políticos y líderes mundiales asistirán a su funeral de estado a las 11:00 (hora de Londres) del 19 de septiembre, que será día feriado

Desde Balmoral, Aberdeenshire, donde murió, el ataúd de roble con la reina se trasladará este domingo a Edimburgo y se dirigirá lentamente al Palacio de Holyroodhouse a las 16:00 hora local.

El lunes por la tarde, viajará en procesión a la Catedral de St Giles, Edimburgo, con miembros de la familia real.

Habrá un servicio religioso y el ataúd reposará aquí durante 24 horas para que la gente presente sus respetos.

Al día siguiente, la princesa Ana acompañará el cuerpo de su madre en su vuelo de regreso a Londres desde el aeropuerto de Edimburgo al Palacio de Buckingham.

El miércoles por la tarde, será llevado a Westminster Hall y llegará a las 15:00 hora local. Cuatro días pasarán a partir del jueves, antes del funeral.

El funeral de estado es a las 11:00 el día 19, con una procesión hasta el Castillo de Windsor.

Antes del funeral, Carlos III, el nuevo rey, visitará Escocia, Irlanda del Norte y Gales.

Un período de duelo nacional durará hasta el día del funeral de Estado, anunció el gobierno. La familia real cumplirá un período de luto durante siete días más.

Con información de Reuters