Durante el medio día de este sábado 10 de septiembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acudió al municipio Del Nayar, en el estado de Nayarit, para anunciar el Plan de Justicia para el pueblo N’ayeri, donde acompañado por Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), exhortó a la ciudadanía a radicar el racismo contra pueblos originarios.

“Me da mucho gusto estar reunido en el municipio Del Nayar. Me da gusto que participen las autoridades agrarias y todos los ciudadanos”, mencionó el mandatario mexicano para comenzar su discurso, quien culpó a gobiernos predecesores de intentar eliminar las tradiciones de los pueblos originarios.

“Fue muy fuerte y despiadada la campaña para que se negara a los pueblos originarios. De que ya no hablara su lengua, sus culturas, tradiciones… Por eso tenemos que fortalecer nuestra identidad, porque somos las raíces”.

“Nos pueden cortar las ramas pero no las raíces. Quien no sabe de dónde viene no va a saber a dónde va”.

Es muy importante el que se haga a un lado el racismo, que nadie se sienta superior a otro. Esa es una injusticia. Es algo anacrónico. Debería darnos vergüenza ser racista. Debemos terminar con el racismo no solo en público, sino en privado. No ser racista en lo personal, en lo familiar, con los amigos.”, explicó el titular del ejecutivo federal durante la presentación.

“Por eso tenemos que seguir apoyando a las comunidades, a los pueblos originarios. Su educación que sea bilingüe es un avance importante. En vez de hablar una lengua, hablar dos o tres”

“Vamos a continuar con el programa de bienestar. Me da mucho gusto, como lo vimos ayer en Milpillas, esto que se está haciendo en Del Nayar o cualquier municipio donde hay población indígena, no es lo mismo que se hace en otros municipios, porque en el caso de las ciudades de todos los hogares, puede llegar beneficio a la mitad.

Por ejemplo, el programa de adulto mayor es universal, para los de pueblos rurales y ciudades. Después de los 65 años se recibe una pensión y es un derecho constitucional. En los pueblos indígenas es donde más se está destinando el apoyo, porque la justicia es darle más a quien tiene menos. Por el bien de todos, primero los pobres”, sentenció.

“Antes, durante el tiempo que estuvieron los gobiernos neoliberales, lo que hacían era que el presupuesto iba a los de arriba. Imagínense cómo es el pueblo de México. es una pirámide o un cerro, arriba en la punta estaba una minoría, esos tienen bastante, luego a la mitad del cerro hay lo que se llama ‘clase media’. Antes el presupuesto que es de todos, lo destinaban a atender a los de arriba, aunque parezca increíble y hasta parezca pecado social. Rescataban a los banqueros, a los grandes empresarios con dinero del presupuesto”.

“Todavía no se tienen los dos bancos que se van a construir aquí en Del Nayar. Aquí todavía se paga en efectivo la pensión a adultos mayores, entonces ya todo va a ser por el banco del bienestar con su tarjeta y van a haber dos sucursales”