El coordinador de los diputados del PRI, Rubén Moreira, advirtió a la oposición del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, que quien vote en contra de la ampliación del Ejército en tareas de seguridad pública “está del lado del narcotráfico”.

Previo a la discusión en el pleno de la Cámara de Diputados de la iniciativa de su compañera del PRI, Yolanda de la Torre, para ampliar 10 años las tareas de las fuerzas armadas, el líder de la bancada tricolor, negó que la iniciativa militarizar al país.

“Yo me sentiría mal si regresamos el Ejército a los cuarteles, porque no habría quién defendiera al pueblo en los momentos más extremos, o estamos con el Ejército o están con el narco, tan sencillo”, expresó.

El líder de los priistas en San Lázaro exhortó a los legisladores del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano a apoyar la ampliación de las tareas de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública, al ser una exigencia de los gobernadores.

“Todos los gobernadores se están manifestando por la necesidad de tener la opción de recurrir al Ejército si es necesario, y yo llamo a que no se polarice esto y a que asumamos nuestra responsabilidad con México, todas y todos”, expresó.

Reprochó que cuando fue gobernador de Coahuila, el expresidente Felipe Calderón hacía firmar a los gobernadores «contratos» para condicionar la protección del Ejército.

“Felipe Calderón nos hacía a los gobernadores firmar contratos, si no, no nos mandaba al Ejército. De ese tamaño era el chantaje que había”, acusó.

Moreira señaló a la oposición no haberse inconformado con otras votaciones como fueron el Fobaproa e inconformarse con una estrategia de seguridad ante los altos índices de criminalidad que padece el país.

El priista negó que los diputados de su bancada voten en contra o se abstengan, como lo solicitó el PAN y el PRD. El legislador aceptó que existen casos de inconformidad, sin embargo, no están obligados a votar a favor, ni serán sancionados si no lo hacen.

Con información de Excélsior