Por más de cinco horas se registró un cierre en la autopista México-Puebla, debido a una fuga de gas en la zona de la planta de bombeo de Nativitas, Tlaxcala. El percance estaba a la altura del kilómetro 104, justo en la zona de Santa Ana Xalmimilulco.

La Coordinación General de Protección Civil del Estado de Puebla, informó que como parte de las acciones emprendidas por el percance suscitado a la altura del poblado de Santa Ana Xalmimilulco.

Por tal motivo la dependencia estableció un puesto de mando y un cerco de seguridad en un radio de 800 metros. En este momento la circulación ya es fluida hacia ambos sentidos tras controlar la fuga.

En aquel momento, el personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) redujeron la presión del ducto y trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizaron un corte de energía para evitar percances.

Fuga no representó riesgo para la población

Hay que destacar que la fuga de gas no representó un riesgo para pobladores, pues este afectó a unas zonas de cultivo y las únicas casas se encuentran a una distancia considerable. 

Además de que, el personal de diversas corporaciones ya laboran para controlar la fuga y sellar el punto; la zona está entre los municipios de Xoxtla, Tlaltenango y Huejotzingo.

Estuvo activo un operativo vial para desviar la circulación hacia rutas secundarias, por lo que se recomendó utilizar la carretera federal México-Puebla.

Fuente: El Heraldo de México