Los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI, realizarán 300 asambleas en todo el país, para dar a conocer el deficiente Proyecto de Presupuesto de Egresos (PPEF) 2023 que envió el Gobierno Federal y alternativas para combatirlo. 

En estas asambleas los priistas presentarán un proyecto fiscal y presupuestario alterno que denominarán: Programa para la Defensa de la Economía Familiar y el Empleo, y que tiene entre otras las siguientes propuestas:

• Aumentar el presupuesto al campo, regresar los programas concurrentes, fortalecer la Comisión Nacional de Zonas Áridas, fortalecer el crédito blando y los programas de equipamiento. 

• Aumentar el gasto en medicinas e infraestructura hospitalaria. Garantizar los tratamientos de cáncer e invertir en vacunas. 

• Aumentar los presupuestos para el servicio de agua potable, drenaje, electrificación y regularización de la tierra urbana. Que todos tengan su casa legalizada.

• Aumentar los subsidios a Universidades públicas y poner recursos para fortalecer los sistemas pensionarios de estas entidades. 

• Invertir en la construcción y mantenimiento de carreteras. En este rubro el gobierno federal quiere dejar sin recursos a 20 estados. 

• Más recursos para estados y municipios en materia de seguridad, pueblos mágicos y medio ambiente. 

• Reactivar el programa 3 por 1 que apoyaba y hacia justicia a las comunidades migrantes. Los mexicanos en el extranjero son un sostén de la economía nacional y en su comunidad debe haber obra pública. 

• Reactivar los fondos para apoyar a las personas con discapacidad, en especial los que ayudan a su movilidad. 

• Destinar fondos para la promoción de México en el extranjero. Tanto para atraer inversiones como para colocar productos mexicanos en el exterior y generar turismo al país.

El grupo parlamentario, asimismo, propondrá otras medidas para amortiguar el peso de la crisis económica y distribuir mejor la riqueza, entre ellas las siguientes:  

• Eliminar comisiones bancarias que dañan a las clases más necesitadas. Los trabajadores no deben pagar por recibir su sueldo o consultar sus saldos.

• Con el objeto de apoyar a la economía de los emprendedores y las pequeñas y medianas empresas reestablecer los programas de apoyo crediticio a través de la Secretaría de Economía y la Banca de Desarrollo (Nafin). 

• Para los trabajadores que se encuentran en pobreza laboral o muy cerca de ésta, establecer la tarjeta de apoyo fiscal para reducir los impuestos que tienen que pagar.

• Los corporativos deben garantizar la seguridad social a los trabajadores de las tiendas de conveniencia y de quienes laboran en servicios que se contratan por aplicaciones digitales, entre ellas los de transporte o compra de alimentos.

• El PRI exige que se analicen malas prácticas comerciales en las fronteras, donde la baja del IVA no significó un ahorro para las familias, pues malos empresarios aumentaron los productos. 

• Se propone que una parte de los impuestos recaudados a empresas mineras o de hidrocarburos se queden en las comunidades donde se realiza la explotación para revertir daños y mejorar las condiciones de vida. 

• Disminuir impuestos para actividades regionales que generan nuevos mercados, entre ellas: la producción de mezcal, vinos de mesa y artesanías.

En cada una de estas 300 asambleas, estará presente una comitiva de diputados federales del PRI. “No solo vamos a explicar los problemas del país, también escucharemos a la gente, les llevaremos propuestas y les vamos a plantear una ruta para protestar”, dijo Rubén Moreira, coordinador de los diputados del PRI.