La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló que durante la semana pasada en las verificaciones que realiza se detectaron diversas gasolineras con irregularidades y otras que no permitieron la colocación de sellos de inmovilización, por lo que se presume ocultaban algún ilícito hacia los consumidores.

En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, manifestó que el organismo federal atendió 530 denuncias que recibió a través de la app de Litro X Litro, por medio de 388 visitas.

“Dos gasolineras una en Culiacán, Sinaloa (Gasolinera Bravo de Culiacán), y en Tijuana, Baja California (El Servicio Epigas), no se dejaron colocar los sellos a pesar de tener irregularidades; y no se dejaron verificar y lo haremos en un operativo en Puebla, Silao, Tampico y Acatlán, Puebla. Hicimos un operativo a cinco gasolineras con más quejas en Ciudad de México, y encontramos en cuatro de cinco irregularidades y las cuatro fueron cerradas, la otra solo era carera”, aseguró.

Indicó que en la app de Litro X Litro, -que no toma en cuenta el margen de las gasolineras- las más caras en la gasolina regular son la marca Pemex a 24.10 pesos, en Jilotitlán, Jalisco, y 23.99 pesos de BP, en Zapopán, Jalisco. 

En la gasolina Premium, las más caras son Shell a 26.89 pesos en Naucalpan, Estado de México, y 26.70 de Pemex, en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

El representante de la Profeco expuso que el precio promedio del diésel en todo el país durante la semana pasada fue de 23.49 pesos; mientras que 24.04 pesos para la gasolina Premium, y 21.91 pesos la gasolina regular.

Refirió que en los indicadores de ganancia más altos en el país son las marcas, Shell, Chevron y Arco, que también vendieron más caro el combustible; mientras que se mantienen en los indicadores de ganancias más bajos, Hidrosina, G500 y Orsan.

Con información de Milenio