La Fiscalía General de la República (FGR) inició una carpeta de investigación por un delito contra la salud tras el decomiso de 577 mil 13 pastillas y siete kilos 916 gramos de fentanilo, además de tres kilos 253 gramos de heroína en Sinaloa.

En un comunicado, la institución señaló que la Fiscalía Especializada de Control Regional (Fecor) en su delegación sinaloense dio inicio a las indagatorias.

De acuerdo con la investigación, elementos la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), aseguraron un vehículo en Los Mochis, Sinaloa, en el que posteriormente elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) localizaron la droga.

Lo asegurado quedó a disposición del Ministerio Público Federal (MPF), mismo que inició la carpeta de investigación contra quien o quienes resulten responsables por el delito mencionado.

El pasado 1 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador reportó en su Cuarto Informe de Gobierno que entre diciembre de 2018 y junio de 2022, las autoridades mexicanas reportaron un aumento de 840% en los decomisos de fentanilo.

En el documento público se señala que los decomisos registrados en este sexenio son mayores a los registrados durante el periodo de 2012-2016, cuando Enrique Peña Nieto era presidente de México.

El incremento de decomisos y detenciones, de acuerdo con el Cuarto Informe presidencial se debe en parte a que desde 2022 se incorporaron 58 sustancias adicionales a la “lista de vigilancia de sustancias susceptibles de uso dual“, es decir, sustancias y químicos que ingresan al país con un fin médico o científico determinado, pero están siendo usados para crear drogas sintéticas, como es el caso del fentanilo.