La gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno Silva, informó que hay daños menores en la entidad y se valora reanudar las clases tras el sismo de magnitud 7.7.

«En términos generales hemos identificado daños menores. Tenemos un reporte preliminar de alrededor de 300 viviendas que pudieron sufrir algún daño, pero hay que hacer verificaciones y ya estamos en ese proceso de manera conjunta con los ayuntamientos y Protección Civil», dijo la mandataria estatal en entrevista para Milenio.

Derivado del sismo que se registró en la madrugada, Vizcaíno Silva señaló que se ha revisado nuevamente el estado de las estructuras, sobre todo de los hospitales públicos.

«En el caso del hospital de Tecomán, decidimos desalojar a los pacientes, al personal, algunos fueron trasladados a otros hospitales, otros están operando en un espacio que se habilitó para ello. Necesitamos hacer un dictamen estructural del lugar».

Sobre la suspensión de clases en todos los niveles educativos, agregó que se realizará una revisión de cada plantel y que, hasta el momento, hay aproximadamente 30 instituciones con algún daño. 

«Estamos visitándolos para hacer la evaluación y saber si son daños estructurales, estéticos o superficiales que no pongan en riesgo la seguridad de los alumnos».

Mencionó que las clases seguirán suspendidas al menos durante hoy, pero que habrá «un corte alrededor de las cuatro de la tarde para definir si podemos reanudarlas mañana o si las mantenemos suspendidas». Aseguró que las autoridades de Colima ya tienen autorización por parte del gobierno federal para que la entidad entre a un programa de bienestar emergente.

«Estaremos haciendo un censo en las diferentes casas que hemos recibido reporte de que sufrieron algún daño y se validará el grado de afectación de los mismos».

Con información de Milenio