El Real Madrid es consciente que puede ser expulsado de la Champions durante varias temporadas. El motivo es la Superliga, de la que el Real Madrid es uno de los principales impulsores. Ahora mismo, un tribunal debe decidir tras la vista del juicio  celebrado en Luxemburgo entre la Superliga y la UEFA. El fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea está previsto que llegue  a finales de 2022 o principios de 2023. El Real Madrid es consciente que si la UEFA gana este juicio, una de las  consecuencias es dejar fuera de la Champions a los impulsores de la Superliga.

El Real Madrid tiene hasta 780 millones de euros entre tesorería y pólizas de crédito sin disponer para afrontar una o varias temporada sin los ingresos de la Champions. Eso es lo que asegura vozpópuli que explica que el Real Madrid «acumula ya capital propio suficiente para afrontar toda una temporada con el mismo volumen de gasto actual sin ingresar apenas un euro, y aun así mantendría un cierto excedente. Y lo que es más: se ha esforzado en reducir su ratio de deuda/ebitda hasta cero, lo que le granjea la máxima calidad crediticia de cara a la solicitud de futuros préstamos bancarios».

Vozpópuli también desvela que «la cúpula merengue trabaja con el objetivo de duplicar el valor del club antes de 2025, y las apuestas de la Superliga y el nuevo Santiago Bernabéu -para cuya finalización también se echaría mano de tesorería- apuntan en esa dirección: la proyección es que sendas empresas reporten al año un afluente extra que multiplicaría la facturación anual del Madrid por dos, muy por encima de los 1.000 millones».

Con información de Mundo Deportivo